< volver

Nueve consejos para comer fuera de casa estas Navidades

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 14 de diciembre de 2015

 Nueve consejos para comer fuera de casa estas Navidades


Cenas de empresa, comidas con amigos o con familiares, que llegan con motivo de las navidades, son de lo más habitual en estas fechas. Y junto con ellas, comienzan los excesos y las transgresiones a nuestros hábitos de alimentación. Pero comer fuera de casa, no necesariamente significa tener que disparar el total de calorías que consumamos al día. Si quieres saber cómo puedes conseguirlo, en la Cocina de Alimerka te damos algunos consejos para comer fuera de casa

1. No vayas con hambre. Esto podrá hacer peligrar una elección acertada de lo que vas a comer y beber. Antes de ir, si tienes necesidad, come algo ligero para así llegar de manera más desahogada y comer solo lo que realmente necesitas.¡Come de manera regular!

2. No te pases con las bebidas. Para que te hagas una idea una copa de vino tiene unas 115 Kcal, una cerveza 107 Kcal y el cava o champán unas 100 Kcal. Por lo que es preferible no abusar de ellas y optar por el agua. Reserva estas bebidas para el brindis y sé prudente.

3. No piques con los entrantes. Suele ser habitual que nos ofrezcan algún entrante mientras esperamos que lleguen los platos principales, pero sé fuerte y resérvate para lo que hayas pedido. De esta manera no añadirás calorías extras e innecesarias.

4. Comer fuera, no significa no poder hacerlo de manera equilibrada. Intenta seguir la siguiente estructura:

  • Primer plato: elige platos a base de verduras, con menos grasa y calorías.
  • Segundo plato: prefiere carne o pescado, según tu preferencia cocinada de manera sencilla. Pide que sean a la plancha o parrilla, así agregarás menos calorías. Y si le agregas una guarnición de ensalada o verduras, ¡mucho mejor!
  • Postre: Elige un postre ligero a base de frutas, lácteos o derivados. Así evitarás sobrecargar tu estómago y facilitarás la digestión.

5. Elige platos completos. Para que así sea, intenta que tu menú esté constituido por alimentos ricos en hidratos de carbono (pan, pasta, arroz y otros cereales), proteínas (carne, pescado o mariscos), fruta y verduras.

6. Modera la cantidad. Ten en cuenta que cuando comemos fuera, las raciones suelen ser mayores que las que solemos comer en casa. Decide qué cantidad vas a comer y come solo lo que has decido.

7. Evita repetir. Si te ofrecen esta opción, decide no repetir. Con lo que has comido la primera vez, será más que suficiente.

8. Controla el pan. Por supuesto este no puede faltar en todas las comidas, pero asegúrate de repartirlo de manera adecuada a lo largo de toda la comida, para no excederte con la cantidad que consumas.

9. Disfruta y come despacio. Comer de manera tranquila y sosegada, saboreando cada bocado, no solo hará que la cena sea mucho más placentera, sino que te permite comer menos y saciarte antes. Así que come despacio y ¡disfruta!
 

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)