< volver

Pasta y arroz ¿son peligrosos si no se consumen de inmediato?

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 4 de marzo de 2019

Alimerka

 

Hace unas semanas, diferentes medios se hacían eco de una publicación de la revista Journal of Clinical Microbiology en la que se publicaba el caso de un joven holandés que fallecía tras ingerir un plato de pasta cocinado hacía cinco días y conservado a temperatura ambiente. ¿El objetivo? Alertar sobre la necesidad de prestar atención al modo en que conservamos los alimentos una vez cocinados. Porque si bien, tanto la pasta como el arroz son seguros, si se conservan de manera adecuada, no hacerlo puede acarrear graves consecuencias para nuestra salud. ¿Te interesa conocer los motivos? Si sigues leyendo, en La Cocina de Alimerka te informamos sobre ello, y también te contaremos si realmente debemos tener miedo al arroz por su contenido en arsénico, un tema del que se ha hablado mucho en los últimos días.

Síndrome del arroz frito y su relación con la pasta y el arroz

Según los expertos, las intoxicaciones por una mala conservación del arroz y la pasta, no son habituales, pero pueden suceder, sobre todo, si no se conoce la mejor forma de mantener estos alimentos si no se van a consumir de forma inmediata. ¿La responsable? Una bacteria con nombre y apellidos: Bacillus Cereus. Este microorganismo, que puede estar presente en cereales o especias, es capaz de producir esporas que resisten al calor contaminando estos alimentos de forma peligrosa, especialmente si se mantienen a temperatura ambiente. Los síntomas tras la ingesta abarcan desde dolor abdominal hasta vómitos y diarrea graves. Es el conocido síndrome del arroz frito, que precisamente recibe este nombre por su relación con casos de intoxicación en restaurantes asiáticos (el arroz se cocía con demasiada antelación y no se conservaba de manera adecuada).

¿Es posible comer pasta y arroz de manera segura?

Si eres un amante de estos alimentos, ¡no te lleves las manos a la cabeza! Consumirlos de forma segura es posible con esta sencilla pauta: cocinar y consúmelos de forma inmediata. Pero si esto no es posible, o quieres ganar algo tiempo preparando la comida el día anterior, asegúrate de que la pasta o el arroz no pasen más de dos horas enfriándose, y consérvalos siempre en refrigeración. ¿Quieres conocer más consejos para evitar riesgos? Echa un vistazo a estas recomendaciones de la OCU.

¿Y qué pasa con el arroz y el arsénico?

Según el Observatorio de los Bulos de Salud en Internet,  SaludSinBulos, el arsénico presente en los alimentos, -entre ellos, el arroz-, está más que controlado. Esto se debe a que es obligatorio vigilar su presencia en aguas y alimentos para garantizar su seguridad. Tan solo es necesario extremar las precauciones en grupos vulnerables como el de los niños, en los que se recomienda seguir tres pasos:

  • Evitar el consumo de bebidas de arroz en bebés y menores de seis años.
  • Evitar el consumo de tortitas de arroz en menores de seis años.
  • No superar la ingesta de cuatro raciones de arroz a la semana.

Como veréis, comer de forma de segura es sinónimo de conocer la fórmula exacta de cómo manipular y conservar alimentos.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)