< volver

Perder peso reduce las posibilidades de padecer diabetes tipo 2

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 19 de octubre de 2018

Alimerka

 

¿Sabías que las personas con diabetes tipo 2 y obesidad, son más propensas a sufrir problemas renales? Y bajar de peso, ayuda a evitarlo. Además, la pérdida de peso, ayuda a mejorar la diabetes tipo 2 e incluso a revertirla. Y es que la reducción de tan solo el 5 % del peso corporal, ayuda a mejorar la acción de la insulina, reducir los niveles de azúcar en sangre e indirectamente, los problemas renales graves. Hoy en La Cocina de Alimerka te hablamos de los efectos de la pérdida de peso cuando se sufre diabetes tipo 2 y algunos consejos para conseguirlo. ¿Nos acompañas?

 

Obesidad y diabetes tipo 2

Según indica la Encuesta Nacional de Salud. España 2017. La alimentación es uno de los principales factores relacionados con la obesidad. Y la obesidad, a su vez, está íntimamente ligada al desarrollo de diabetes tipo 2, debido a la insulinorresistencia que esta produce. Y es que un aumento de grasa general, y grasa visceral y abdominal, en particular, está especialmente asociado a mayor resistencia insulínica y por tanto, la aparición de diabetes tipos 2 y sus efectos para la salud, entre ellos los problemas renales y vasculares.

 

Pérdida de peso y reducción diabetes tipo 2

Tan solo es necesaria una pérdida del 5 % sobre el peso a expensas de grasa, para notar los beneficios de la pérdida de peso sobre la diabetes tipo 2. Y una pérdida del 3 %, si la diabetes aún no se ha instaurado como tal (prediabetes). ¿Cómo conseguir perder peso? Mejorando nuestros hábitos de alimentación y practicando ejercicio de manera moderada. Dos elementos clave, que incluso pueden llegar a revertir la enfermedad.

 

Alimentación y deporte para reducir diabetes tipo 2

  • Son la base para promover la salud de cualquier persona y en el caso de las personas con diabetes tipo 2, pueden mejorar el curso de la enfermedad y mucho. ¿Sabes cómo empezar? Toma nota de algunos sencillos consejos y no esperes para ponerlos en práctica:
  • Consume una cantidad adecuada de frutas y verduras: al menos 3 raciones de frutas y dos de verduras. ¿Tienes dudas sobre qué se considera una ración? La Asociación 5 al Día te las soluciona. Descúbrelas aquí.
  • Aumenta la ingesta de fibra: legumbres, cereales integrales, pan integral o frutos secos y semillas son alimentos ricos en este nutriente.
  • Prefiere mayor cantidad de pescado que carne, y acuérdate de que las proteínas vegetales, pueden resultar tan nutritivas como las animales. ¿Necesitas ejemplos? Echa un vistazo a este tabulé de garbanzos y cuscús o esta crema de calabaza y lentejas.
  • Opta por el agua como bebida de preferencia. ¡Es libre de calorías y sacia la sed!
  • Evita el estrés y duerme lo suficiente. Porque ambas se relacionan con mayor probabilidad de sobrepeso y obesidad.
  • Y practica deporte de intensidad moderada: 150 minutos semanales o 30 minutos diarios. Y si eres de los que les cuesta arrancar, prueba con algún tipo de aplicación móvil, pulseras de actividad o simplemente, hazte con un podómetro para motivar la práctica habitual de ejercicio físico. Y si tienes dudas, consúltalo con tu especialista.

 

Plántale cara a la diabetes tipo 2, porque con pequeños gestos, puedes obtener grandes beneficios. 

 

 

 

 

 

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)