< volver

Pescado, ¿azul o blanco?

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 1 de febrero de 2016

Pescados.


¿Sabes por qué cuando hablamos de pescado nos referimos a el como blanco o azul?, ¿cuáles son sus diferencias? ¿o cuál es el mejor para consumir de manera habitual? Los expertos recomiendan consumirlo al menos dos veces a la semana y variar entre los diferentes tipos de pescado. Si quieres saber más sobre este alimento, Hoy, en la Cocina de Alimerka te contamos sus diferencias y algunas de sus propiedades nutricionales.

¿Por qué hablamos de pescado blanco o azul?

La diferencia entre uno y otro, es su contenido en grasa. De hecho, se clasifican como pescado blanco, aquellas especies que poseen menos de 2.5 gramos de grasa y azul si poseen más de 6 gramos de grasa. Además de estos,  podemos encontrarnos con pescados con un contenido medio de grasa (entre 2.5 y 6 g. de grasa), son los semigrasos.

¿Cómo saber cuál es blanco o azul?

Los pescados azules se pueden distinguir porque su cola tiene forma de flecha como sucede en el caso del bonito, salmón, caballa o la sardina. Si la cola es recta, entonces se tratará de un pescado blanco. Algunos ejemplos son: la bacalada,  el lenguado o  el rodaballo. Y si tienes dudas, ¡pregunta en nuestra sección de pescadería! 

Sus diferencias nutricionales

La diferencia más apreciable entre unos y otros, es su contenido en grasa como acabamos de ver. Además, los pescados grasos, son más ricos en grasas insaturadas omega-3, en concreto EPA y DHA, ambos esenciales en nuestro organismo, ya que no puede generarlos. Estos poseen efecto antitrombótico, son fundamentales en el desarrollo cerebral del bebé e intervienen en el mantenimiento de las funciones cognitivas. Por su parte, el pescado blanco está recomendado en personas que deben rebajar el contenido en grasa de la dieta por motivos de salud. Y ambos se caracterizan por ser fuente de vitaminas y minerales. Entonces…

¿Mejor blanco que azul? 

Lo ideal es combinar los dos y alternar su consumo a lo largo de la semana para obtener los beneficios de ambos. ¡En la variedad están sus ventajas nutricionales!

¿Cuál es la mejor forma de cocinarlo? 

Para apreciar todo su sabor, nada mejor que elegir formas sencillas y emplear guarniciones como arroz, patatas o verduras asadas que lo completen nutricionalmente. Algunos ejemplos son al horno, al microondas o a la plancha. Además, resultan muy saludables porque no agregan calorías de más.  Si necesitas ideas, consulta nuestras recetas y disfruta de este alimento, que además de de delicioso, es sano y nutritivo.

Y a ti, ¿qué pescado te gusta más? ¡Cuéntanoslo y dinos cómo lo cocinas!

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)