< volver

Platos exóticos muy interesantes

Por Laura Pire, 11 de enero de 2013

Muchas personas me preguntan sobre qué elegir cuando comen fuera de casa. En anteriores ocasiones hemos revisado algunas de las típicas comidas que a todos nos gusta comer cuando salimos a comer o cenar fuera y que nutricionalmente tienen interés. Me gusta presentaros propuestas originales y diferentes, que se salgan de la típica ensalada como muestra de plato sano y por eso, hoy veremos un par de ejemplos.

Decimos que un plato es nutritivo cuando sus ingredientes son capaces de crear un puzzle de proteínas, hidratos de carbono, minerales y vitaminas, equilibrado y completo en sí mismo. Este es el ejemplo de la Musaka Griega, un plato sano y correcto que además puede resolverte una reunión en la que tengas que salir de casa a comer o cenar. Eso si, ¡escoge tú el sitio!

  1. Musaka griega: Para los que no la conozcan, la musaka es una especie de lasaña a base de cebolla, berenjenas y tomates, todas muy asadas y tiernas. Como proteínas de origen animal, carne picada de ternera o cordero y queso feta. Todas ellas de gran valor biológico. Una buena capa de bechamel es la que unifica el plato. Las especias que le dan el toque especial son la menta y la canela. Es muy sabroso y contundente. No es adelgazante ni light, obviamente. Es la calidad nutritiva de un plato la que debemos valorar, en este caso, si queremos equilibrio y energía. Estamos teniendo en cuenta la cantidad de nutrientes y no de calorías.
  1. Tempura japonesa: Seguramente habéis visto alguna vez verduras rebozadas y fritas, pues este el sentido de la tempura. La diferencia más notable de la tempura japonesa con cualquier rebozado que hayáis visto, es que los japoneses utilizan harina de arroz. Es una harina con un tacto muy especial que logra crear unos fritos muy ligeros que no retienen apenas aceite. Esta harina deja unos fritos de un color claro, que se mojan con un poquito de salsa de soja rebajada y caliente. Este plato está buenísimo y nos ofrece una forma muy interesante de comer las verduras en un punto de cocción que posiblemente nunca probaríamos si no fuera de este modo. Normalmente encontraréis la opción de añadir langostinos a la tempura, lo que lo hace un plato mucho más completo, aunque ligero y suficiente.

La calabaza en trozos pequeños, zanahoria en tiras anchas, pimientos crudos o levemente cocinados con una breve fritura, espárragos trigueros al dente (sabrosísimos) o aceitunas negras rebozadas, son sorpresas muy interesantes. ¡Hay que animarse a probar!

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)