< volver

Propiedades nutricionales de la merluza

Por Laura Pire, 24 de mayo de 2013

La merluza es un pescado blanco finísimo que permite desde un rebozado o empanado ideal para que coman los niños, como un uso más delicado en las más sofisticadas recetas de alta cocina.
 
Como muchos sabéis, los pescados se clasifican en blancos o azules en función de su porcentaje de grasa. Los blancos no superan el 5% pero los azules, para poder llamarse asi, deben sobrepasar el 10% de grasa en su composición. A medio camino entre estos dos se consideran los semigrasas, que contienen entre un 5 y un 10% de grasa total. Hoy vamos a analizar los valores nutritivos de la merluza.
 
Grasa: la merluza presenta un poco menos de 2 g. de grasa por cada 100g. Esto la sitúa dentro del grupo de los pescados blancos.
 
Energía: es un alimento muy ligero. Aporta sólo unas 65 calorías por cada 100g, por lo que si al cocinarlo no añadimos más grasa en forma de aceite o tocino, es un pescado perfecto para menús de control del sobrepeso, colesterol o triglicéridos.
 
Proteínas: la merluza se considera un alimento básicamente proteico. Proporciona unos 12 gramos de proteína por cada 100g que comemos. Nutricionalmente, las proteínas de la merluza se consideran de muy buena calidad. Sus proteínas son muy completas porque nos aportan todos los aminoácidos esenciales.
 
Vitaminas: la merluza tiene un aporte de vitaminas y minerales más bien discreto. Contiene sobre todo vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B9 y B12), que protegen desde el sistema inmune, hasta la fortaleza de nuestros nervios.
 
Minerales: los minerales más interesantes de la merluza son el fósforo, potasio, calcio y magnesio. Es un buen aporte para el crecimiento de los niños, la consolidación de fracturas o el tratamiento para combatir la osteoporosis.
 
Para aumentar su valor nutritivo: para completar el valor nutricional de la merluza, podemos prepararla con alimentos que aumenten la dosis de vitaminas, como las verduras. De esta forma la insuficiencia proteica de la verdura se mejora con el aporte de la merluza, y la fuente de vitaminas y minerales se mejora mucho gracias a la fuente vegetal.
 
Alimentos que la completan: las verduras más indicadas para complementar el valor nutritivo de un pescado blanco un poco plano a nivel de nutrientes, son las de color verde oscuro como son la espinaca o la acelga. Son verduras muy remineralizantes y bajas en calorías por eso también son perfectas para no aumentar el valor calórico del plato.
 
Tamaño de la ración: si vamos a preparar un plato único a base de merluza con patata y una guarnición de verduras, el peso ideal del trozo de pescado por comensal, no debe superar los 250 gramos.

Comentarios (1)

 

Por GUILLERMO ARELLANO UBILLUS, 15 de enero de 2014

pescado blaco finisimo y exquisite....siempre esta en mi dieta personal. Lastima que en mi pais, Peru no se le da la debida importancia nutricional, ademas es sumamente barato lo cual esta al alcance de la cocina popular.

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)