< volver

¿Qué significa alimento transgénico?

Por Laura Pire, 10 de enero de 2014

alimento transgénico

Cuando vemos las siglas OGM relacionadas con un alimento, se refiere a Organismo Genéticamente Modificado. Se utiliza este nombre para expresar que el material genético de este alimento se ha transformado de forma artificial por medio de lo que hemos escuchado llamar “manipulación o modificación genética”.

Estas técnicas se utilizan para añadir al componente genético del organismo alguna propiedad que por naturaleza no tiene y que puede resultar muy beneficiosa para su conservación, maduración, sabor, durabilidad, etc. Gracias a esto se pueden incluir en el código genético de un alimento genes de otra especie, que seria imposible con las técnicas clásicas de mejora genética de las especies agrícolas.

¿Todos los organismos modificados genéticamente son transgénico?


Más bien todos los transgénicos son OGM, pero no todos los OGM son transgénicos. Los transgénicos son los organismos genéticamente modificados a los que se les ha añadido genes de otra especie. Los OGM a los que simplemente se les inhibe o potencia la expresión de uno de sus genes son OGM a secas. Hay que diferenciar muy bien esto. Cualquier organismo al que se le potencie genéticamente una virtud propia, por ejemplo fortalecer la de por si fuerte piel de un tomate para que sea aún más resistente, es un ejemplo de modificación genética a secas, no transgénico.

Sin embargo, cuando a una fruta se le insertan en su código genético genes de otra o de cualquier otro alimento o animal para conseguir un tamaño mayor o menor, estaríamos ante organismo transgénico.

¿Tomar OGM es malo para la salud?


La mayor polémica que suscitan estos organismos es el llegar a saber a ciencia cierta si nos perjudican en algún aspecto. Como no se disponen de estudios a largo plazo, no se puede dar una respuesta contundente a esta pregunta. Por eso, realmente nadie tiene la razón absoluta en el tema de los organismos genéticamente modificados y los transgénicos.

Es cierto que la modificación genética puede producir la introducción involuntaria de sustancias tóxicas en nuestra dieta o de alérgenos difíciles de localizar, pero según las autoridades sanitarias éste es un riesgo fácilmente controlable.

Para dar seguridad a los consumidores, la ley establece que los alimentos que contengan OGM sólo se pueden vender si han pasado estrictos controles de seguridad alimentaria. Mucho más rigurosos aun que los de los productos habituales. En esos controles es donde es posible detectar los problemas de alergias o toxicidad que pudieran producir. Aun así, estaremos muy atentos a las informaciones científicas nuevas que vayan llegando para estar bien informados.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)