< volver

¿Qué significa "dieta equilibrada"?

Por Laura Pire, 27 de enero de 2012

Se invita al equilibrio de la dieta en todos los productos farmacéuticos que ayudan a adelgazar, todas las cremas anticelulíticas, los complementos nutricionales a base de vitaminas y minerales, los consejos del médico de empresa cuando aparecen valores altos de colesterol o triglicéridos y resulta que cuando le preguntamos a cualquier persona qué significa equilibrar la dieta, no sabe muy bien que contestarnos.

Lo más importante a saber es que la dieta es un conjunto de alimentos distribuidos de una forma proporcionada. Tenemos tres grandes grupos:

- Los alimentos muy ricos en proteínas. Carnes, pescados, lácteos, etc.

- Los alimentos de base energética, ricos en hidratos de carbono. Pastas, arroces, panes, patatas, etc.

- Frutas y verduras como fuente de agua, vitaminas y minerales.

Podemos situar cualquier alimento habitual de nuestra dieta dentro de uno de estos grupos. Por lo tanto, el equilibrio queda determinado por la capacidad que tenemos para preparar menús en los que encontremos estos tres grupos de alimentos en una proporción similar.

Por ejemplo. Un plato de pasta con carne picada y salsa de tomate, encaja perfectamente en el concepto de plato equilibrado ya que tenemos un alimento rico en hidratos, la pasta. Otro rico en proteínas, la carne. Y por último, tenemos la salsa de tomate que corresponde al grupo de vegetales.

Para servirnos el plato de la forma más equilibrada posible, es importante repartir en partes proporcionales los tres ingredientes. Cada uno de ellos debería ocupar un tercio del plato. De esta forma garantizamos la energía para estar bien despierto y con ánimo para el día a día. También obtenemos algo tan importante como la saciedad, ya que cuando nuestra dieta está bien equilibrada el hambre aparece a las tres horas, cuando ya nos corresponde volver a comer.

Es normal que alguien se pregunte, ¿y donde están los alimentos grasos? Pues es fácil. Son muy pocos los alimentos que son puros en su composición. Por ejemplo, tenemos el aceite, la mantequilla, pura grasa. La pasta o el arroz, puro hidrato, pero lo más normal es que los alimentos estén formados por un nutriente fundamental como protagonista pero también contenga pequeñas cantidades de grasa o de otro de los elemento de los que hablamos. Por ejemplo, el filete de lomo es un alimento proteico pero tiene pequeñas cantidades de grasa. El aguacate es un vegetal pero también contiene una buena ración de grasa. Los garbanzos son de base energética pero contienen una importante cantidad de proteínas.

Para crear la dieta equilibrada vamos a centrarnos en la composición más básica del alimento para situarlo en uno de los tres grupos y combinarlo adecuadamente. Luego, gracias a la variedad, unas veces habrá un porcentaje mayor o menor de grasa, como en cualquier dieta y no tiene que ser un problema ya que con el tipo de cocina que usemos, podemos aligerar la composición y dejar la grasa en el recipiente. A la plancha, el horno, etc. Pero esto se lo dejamos a Cefe, nuestro cocinero favorito.  

Comentarios (2)

 

Por mercedes, 31 de enero de 2012

Hola ,Laura. Estas normas básicas nos vienen muy bien a todos para centrarnos en el asunto de comer.Estoy encantada ahora que además nos podemos enterar de cómo preparar comida equilibrada con Cefe, yo no me voy a perder ,gracias.

 

Por patricia villalta, 28 de enero de 2013

interesante muy bien explicado

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)