< volver

Reduce la tensión arterial con la dieta DASH

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 6 de junio de 2016

Reduce la tensión arterial con la dieta DASH

 

¿Sabías que al menos 4 millones de españoles son hipertensos y aún no lo saben? Esto es lo que indica la Asociación Española de Hipertensión (SEH-LELHA) y la Asociación Española de Enfermería de Hipertensión (EHRICA). Esta enfermedad supone un factor de riesgo cardiovascular y una sobrecarga para nuestro organismo. ¿Quieres saber cómo prevenirla? O si ya la padeces, ¿cómo puedes reducirla? Algunos cambios en tus hábitos de alimentación y llevar una vida saludable pueden ayudarte. Si quieres saber más, acompáñanos en la Cocina de Alimerka y te contamos qué es la dieta DASH y cómo puede ayudarte.

¿Qué es la dieta DASH?


Aunque por su nombre te pudiera parecer una de las dietas de moda para este verano, ¡nada más lejos de la realidad! Esta dieta se basa en la reducción del sodio, azúcares, las grasas saturadas y colesterol e incluye una alta ingesta de frutas y verduras, legumbres y lácteos bajos en grasa. Se podría decir que es una de los muchos tipos de variantes que podemos encontrar dentro de nuestra Dieta Mediterránea.


Pasos para seguir el patrón DASH


Revisa tu alimentación y remarca aquellos alimentos con alto contenido en grasa, azúcares y sodio. Cuando vayas a la compra, lee su etiquetado nutricional e intenta escoger aquellos con menor contenido de estos nutrientes, y cuanto más moderes su consumo, ¡mejor!


Reduce el consumo de carnes rojas y alimentos muy grasos. ¿Cómo? Inclúyelos en tus platos como alimentos secundarios, en vez de cómo plato principal. Esto te ayudará a ir rebajando la cantidad que consumes de estos. Y ¡Opta por carnes magras, pescados y huevos!


Consume legumbres al menos tres ves a la semana. Tanto si eres de cuchara, como si quieres tomar platos más frescos, ¡las legumbres son una opción perfecta! Estas admiten múltiples formas de cocinarlas: estofadas, en ensalada, como guarnición e incluso en hamburguesa. ¡Son fuente de fibra, vitaminas y minerales muy interesantes para la salud cardiovascular!


Consume al menos 2 raciones de verduras. Para conseguirlo incluye siempre un primer plato de verduras o si te parece mucho tomar dos platos y el postre, puedes optar por emplear el método del plato. ¡Te ayudará a comer de manera equilibrada sin mucho esfuerzo! Además, son fuente de potasio y magnesio muy interesantes en casos de hipertensión.


Y ¡3 raciones de fruta! De postre, en ensalada o en un delicioso y saludable smoothie, la fruta no debe faltar en tu alimentación diaria. Aprovéchate de la gran variedad de frutas que puedes encontrar esta temporada y ¡disfruta de comer saludable!


Un puñadito de frutos secos, ¡mejor si es diario! Con pasta, de postre o trituradas en forma untable, los frutos secos, por sus ácidos grasos omega-3, previenen la enfermedad cardiovascular y dan elasticidad a las arterias.


Reduce el uso de sal, a menos de una cucharita de café al día, y emplea en su lugar especias, hierbas aromáticas, limón, vinagre y otras formas de potenciar el sabor de los alimentos.


¡Y recuerda! mantente activo, olvídate del tabaco, reduce el consumo de alcohol y empieza con pequeños cambios en tu rutina diaria de alimentación. ¿Te animas a empezar?
 

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)