< volver

“Reseteo digestivo” para un feliz año nuevo

Por Laura Pire, 9 de enero de 2015

“Reseteo digestivo” para un feliz año nuevo

Después de todos estos días de locura, haciendo excesos con la comida y el alcohol es posible que hayáis notado cambios en el cuerpo como hinchazón, retención de líquidos, deshidratación de la piel, estreñimiento, acné, etc. Todos estos síntomas son las señales certeras de un organismo saturado. El cuerpo nos indica que ha llegado la hora de recuperar los buenos hábitos rutinarios para volver a esa deliciosa normalidad que sienta tan bien especialmente a nuestro aparato digestivo.

El plan es el siguiente. Muy sencillo. Vamos a incluir en nuestras comidas estos 10 alimentos, que ayudan a activar los sistemas de limpieza de residuos y materiales que el cuerpo no necesita aunque sean de maravillosa calidad nutricional. Y por supuesto, de una forma saludable y económica, que siempre viene bien en este mes de enero.

  1. Alcachofa: Esta hortaliza es la reina de las dietas depurativas ya que tiene la capacidad de limpiar y desintoxicar el hígado. Estimula la secreción de bilis para facilitar la digestión. Es poco calórica y muy diurética.
  2. Apio: Es muy rico en fibra que contribuye a recuperar la función intestinal. Por los minerales que contiene es un buen hipotensor. Mejora la circulación sanguínea y es rico en vitaminas antioxidantes.
  3. Cebolla: Además de su acción antibacteriana, la cebolla es un alimento diurético que favorece la circulación sanguínea y estimula la eliminación de líquidos y toxinas. Su contenido en azufre, ayuda a combatir el acné.
  4. Col: Contiene fibra, vitaminas antioxidantes y minerales como azufre y potasio. Es ideal para reducir el colesterol, quemar grasas y combatir el ácido úrico. Además tiene la capacidad de activar las enzimas que facilitan la desintoxicación del hígado.
  5. Espárrago: Rico en fibra, potasio, asparagina y betacarotenos que ejercen una función diurética y antioxidante. Fortalece la función cerebral y el sistema nervioso.
  6. Granada: Es baja en calorías, azúcares y rica en fibra, vitamina C y sustancias antioxidantes, que son las que ejercen un efecto hepatoprotector, regenerando las células del hígado, depurando la sangre y la linfa.
  7. Limón: Rico en vitamina C y sustancias antioxidantes. Tiene la capacidad de estimular la vesícula biliar y depurar la sangre. Toma en ayunas 1 vaso de agua tibia con el zumo de un limón ayuda a regular la función intestinal y combatiendo el estreñimiento. Gracias a su poder alcalinizante, favorece la eliminación de sustancias tóxicas como el ácido úrico.
  8. Manzana: Contiene fibra soluble (pectina), que ayuda a reducir la absorción del colesterol y combatir el estreñimiento. Ejerce una acción antiinflamatoria de la mucosa gástrica porque gracias a su contenido en glicina, reduce la acidez estomacal. Su contenido en cistina y arginina ayudan a eliminar las toxinas en general.
  9. Perejil: Rico en antioxidantes, principalmente vitamina C y luteína. Actúa como diurético gracias a su contenido en apiol que estimula la eliminación del sodio. También favorece la digestión y ayuda a expulsar las flatulencias.
  10. Pomelo: Contiene vitamina C, ácido fólico, carotenoides, minerales y ácidos málico, oxálico, tartárico y cítrico, sustancias por las que ejerce una acción antioxidante, diurética y depurativa.

Ahí es nada, ¿verdad? Son muy sencillos del conseguir, económicos y muy normales dentro de la dieta. Nada de cosas raras ni potingues misteriosos. ¡A por ello amigos!

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)