< volver

Selenio, ese gran desconocido

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 31 de mayo de 2019

Alimerka

 

Si te decimos selenio, ¿se te viene a la cabeza la tabla periódica? ¿Acaso lo ha visto mientras repasabas los ingredientes del champú? En realidad se trata de un mineral tan esencial para nuestro organismo, como desconocido para la mayoría de nosotros. Por eso hoy hemos decidido hablarte de él, de los beneficios de su consumo y de los alimentos en los que puedes encontrarlo.  

Beneficioso para nuestra salud

Este nutriente se descubrió en 1979 al detectar unos científicos chinos que un trastorno cardíaco en niños y mujeres jóvenes de la provincia de Keshan podía prevenirse con una ingesta adecuada de selenio. Desde entonces, las investigaciones sobre la relación de este mineral con la salud humana han permitido avanzar mucho en el conocimiento de este mineral y a día de hoy conocemos muchos de sus efectos positivos en nuestro organismo:

  • Red de defensa antioxidante. Ayuda a combatir activamente los radicales libres que inevitablemente generamos para obtener energía. Estos compuestos son altamente dañinos y hacen que nuestras células decidan pasarse al lado oscuro y volverse malas, además tienen la capacidad de convertir en malignas a las que están a su alrededor. Sin embargo, si llevamos una alimentación saludable en la que se incorporen alimentos ricos en minerales como éste, no debemos preocuparnos por los radicales libres porque nuestro sistema de defensa se encargará de ellos.
  • Ahorrador de vitamina E.  Su consumo evita el gasto de vitamina E que se utiliza para combatir la oxidación celular, permitiendo que esta vitamina centre su acción antioxidante en otras funciones de defensa dentro del organismo.
  • Colabora en la salud tiroidea. El selenio forma parte de las enzimas tiroideas que convierten la hormona T4 (tiroxina) en T3 (triyodotironina), necesaria para el adecuado funcionamiento de estas glándulas.
  • Mantiene a punto el sistema inmunitario. Diversos estudios indican que la una ingesta adecuada puede ayudar a prevenir ciertas dolencias de carácter cardiovascular, e incluso ciertos tipos de cáncer. 
  • ¿En qué alimentos lo encontramos?

Principalmente en mariscos, carnes, pescados (también conservas de pescado), semillas y cereales integrales. También está presente en legumbres, lácteos y huevos, aunque en menor medida. La recomendación actual de consumo en personas adultas es de en 70 µg hombres y 55 µg en mujeres.

Ahora ya no podrás decir que no sabes para qué sirve el selenio, ¿verdad?

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)