< volver

Semillas que enriquecen tus platos

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 27 de abril de 2018

Alimerka

 

Sésamo, lino, chía, amapola, girasol, calabaza…¡Seguro que te suenan! Porque las semillas están de moda y es que más allá de ser tendencia, las semillas constituyen un extra de nutrientes para tus platos. Y todo, se lo deben a su alta calidad nutricional. Porque son fuente de fibra, ácidos grasos, minerales como calcio, magnesio o el selenio y también de vitaminas como la vitamina E o el ácido fólico. Así que no te lo pienses e inclúyelas en tu cesta de la compra. Y si no sabes qué hacer con ellas, ¡no te preocupes! En La Cocina de Alimerka te contamos cómo puedes usarlas y también te damos algún que otro consejo para aprovechar al máximo sus beneficios nutricionales.

Semillas, ¿cuáles elegir y por qué?

Unas las podemos consumir peladas (pipas de girasol o calabaza), mientras que otras, es más habitual consumirlas enteras, (semillas de chía, sésamo o lino). Entonces, ¿con cuál quedarse? Tanto si son peladas como enteras, ambas formas son aconsejables en nuestra dieta.  Porque algunas como las pipas de girasol o calabaza, además de su aporte en grasas insaturadas y fibra, son ricas en minerales como el hierro, magnesio o zinc y vitamina E. Por su parte, las semillas enteras como el lino, la chía o el sésamo, destacan por su contenido en calcio y selenio. Y es que como sucede con el resto de alimentos, variarlas es lo que realmente ayuda a enriquecer la dieta.

Consejos para aprovechar todos sus nutrientes 

En el caso de las semillas peladas, no es necesario someterlas a ningún tratamiento previo. Sin embargo, en el caso de las semillas enteras, como el lino, la chía o el sésamo, es mejor machacarlas, triturarlas o molerlas. De este modo no pasarán intactas por el intestino y aprovecharemos mejor todos sus nutrientes. Si además las hidratas, obtendrás una especie de gel apto para postres tipo pudding, mousse o mermelada, e incluso, como sustituto del huevo. ¡Echa un vistazo a continuación!

Algunas ideas para incorporar semillas en tu dieta 

Y ahora, ¿vas a darles una oportunidad? Hay todo un mundo de texturas y sabores por descubrir con ellas. No lo dudes, y ¡añade salud a tus platos!

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)