< volver

Siete trucos que te ayudarán a hacer la cocina más fácil

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 1 de abril de 2016


¿Sabes qué hacer para conservar las propiedades de las verduras? ¿Cómo elaborar una mayonesa sin huevo? O ¿cómo recuperar el chocolate cortado por exceso de calor? Si la respuesta es no, acompáñanos y te lo contamos en la Cocina de Alimerka. En este post os traemos algunos consejos de nuestros cocineros Cefe y Reyes, con los que esperamos haceros la cocina más fácil. ¿Quieres conocerlos? Pues síguenos y ¡te lo contamos!

1. Utiliza el perejil como antioxidante

Para evitar que se nos oxiden las verduras, añade a un bol con agua zumo de limón y perejil, y emplea esta mezcla para aliñar tus verduras. ¡No se oxidarán tan rápidamente!

2. ¿Sabes cómo mantener el cordero varios días sin cocinar en la nevera?

Añádele un buen chorro de aceite por encima y tápalo con papel film para evitar que se seque. Si además quieres ablandarlo, añádele un poco de vino blanco para cocinarlo. ¡Notarás el resultado!  Prueba con nuestra receta de paletilla lechal asada, ¡fácil y deliciosa!

3. Mayonesa sin huevo, ¿es posible?

Sigue el mismo procedimiento que para elaborar la mayonesa con huevo, sustituyéndolo por leche. Añade aceite, leche y sal y bátelo hasta obtener una mayonesa de textura similar a la que conocemos.

4. ¿Sabes cómo cocer el marisco? ¡Te contamos el secreto!

Y es que el truco reside en si el marisco es fresco o congelado. Si es fresco, cuécelo a partir de agua fría. Si por el contrario, es congelado, cuécelo a partir de agua hirviendo.

5. ¡Se acabo engrasar los moldes!

Coge un buen trozo de papel de horno (papel vegetal), que sea bastante más grande que el molde que vas a emplear y haz una pelota con él, arrugándolo bien. Mételo debajo del grifo, empápalo bien y escúrrelo. Después, extiéndelo y cubre con el todo el molde. No mancharás el molde y para desmoldar, solo tendrás que tirar del papel hacia arriba. ¡Más fácil imposible!

6. Cómo sustituir huevos en un postre. 

Puedes hacerlo fácilmente, utilizando un plátano machacado de tamaño medio. Si el plátano no es tu fruta preferida, puedes emplear manzana triturada, sin piel ni pepitas. Y si la cocinas previamente, como para hacer puré, ¡te quedará aún mejor!

7. Recuperar el chocolate cortado.

A veces, al derretir el chocolate en el fuego, este se puede cortar, endureciéndose de repente y separándose de parte de su grasa. Si te ha pasado alguna vez, no lo deseches. Añádele muy poco a poco un chorrito de leche o nata y remuévelo con cuidado, hasta que se vuelva a ligar.

¡Esperamos que estos consejos os sirvan de ayuda! y estaremos encantados de que nos cuentes cuál es tu truco preferido.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)