< volver

Suplir malos hábitos nutricionales con suplementos ¿una buena decisión?

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 31 de octubre de 2018

Alimerka

 

Una buena alimentación es la mejor forma de combatir los déficits nutricionales, sin embargo, es una práctica bastante extendida, la de intentar mitigar malos hábitos alimentarios con el uso de diferentes suplementos alimenticios como vitaminas, minerales u otros complementos nutricionales, pero, ¿suple la ingesta de vitaminas y minerales, el consumo de frutas y verduras? ¿Tienen los mismos efectos los suplementos que los alimentos?   o ¿Sabes cuándo es adecuado tomarlos? Si quieres saber más sobre los complementos nutricionales y cuándo se recomienda usarlos, acompáñanos en La Cocina de Alimerka. Despejamos algunas dudas sobre en torno a estos productos.

 

Complementos nutricionales, ¿qué son?

Los suplementos nutricionales pueden adoptar diferentes denominaciones tales como complementos nutricionales, suplementos dietéticos o multivitamínicos, entre otros, y en realidad, todos hacen referencia a un único concepto: los complementos nutricionales. ¿Sabes qué son? A este grupo pertenecen las vitaminas, minerales, aminoácidos, ácidos grasos, coenzimas y otras sustancias debidamente reguladas que se presentan en diferentes formatos para su ingesta.  ¿Su característica común? Que son nutrientes u otras sustancias presentados de forma aislada o combinada, en una determinada cantidad, con un efecto nutricional y/o fisiológico, cuyo objetivo es complementar la dieta normal y que deben tomarse en una cantidad recomendada para que resulten seguros. 

 

¿Son efectivos para suplir hábitos alimentarios inadecuados?

Los complementos nutricionales están indicados para momentos en los que la alimentación no puede garantizar una cantidad suficiente de uno o varios nutrientes y resultan útiles para complementar la dieta habitual pero no para suplirla. Y es que no son inocuos y deben consumirse bajo indicación médica. Así es que, si los usamos con la intención de suplir la ingesta de ciertos alimentos como frutas o verduras u otros alimentos, es importante saber que no garantizan todos los nutrientes que organismo necesita y que su abuso puede suponer ciertos riesgos.

Y si sigo una dieta equilibrada y aún así, ¿sufro algún tipo de déficit nutricional?

Si a pesar de llevar una alimentación lo más saludable posible, sufres algún tipo de déficit nutricional, tu médico será el más adecuado para indicarte los pasos a seguir en lo que a suplementación respecta. Y es que en momentos puntuales, debido a situaciones fisiológicas (embarazo, lactancia, prematuridad) o la presencia de ciertas patologías, los complementos nutricionales son un buen aliado para una adecuada recuperación.

 

Y es que en condiciones normales, parece que el mejor suplemento es la alimentación saludable, variada y rica en alimentos vegetales y frescos. 

 

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)