< volver

Trucos para aprovechar… ¡hasta las migas de pan!

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 22 de mayo de 2019

Alimerka

 

Sabías que cada uno de nosotros, desde nuestras cocinas, ¿podemos colaborar en la sostenibilidad de nuestro medio ambiente? Y no creas que es algo difícil, con que seas consciente de la necesidad de aprovechar al máximo todos los alimentos que tienes alrededor, ya estás consiguiendo mucho. Un trozo de pan, unas legumbres de hace dos días o unos restos de carne, todos pueden tener una segunda vida y convertirse en un nuevo y completo plato. Estamos hablamos de la cocina de aprovechamiento, esa en la que nuestras abuelas, eran expertas, aunque probablemente desconocieran el guiño que estaban haciendo a nuestro planeta. Si quieres reducir el impacto del sobreconsumo, mira estos trucos para reutilizar alimentos:

Una nueva vida para las sobras de carne

Pollo, ternera o cordero son algunas de las carnes que más solemos cocinar y, también son los productos con los que conseguiremos los platos de aprovechamiento más interesantes:

  • Al rico burrito. Si te gusta la comida mexicana, convierte los restos que tengas en un delicioso burrito: coge unas cuantas verduras, mézclalas con la carne, rellena tus tortitas y aliña con una buena salsa picante.
  • Unos canelones. ¿Hay algo más sencillo de cocinar? Prueba y repetirás.
  • ¿Una pizza saludable? Hazte con una buena masa, agrega unas rodajas de tomate natural, un chorrito de aceite, pon encima los trocitos sobrantes, un poco de queso, una pizquita de hierbas aromáticas, y ¡al horno!

Hasta el último trocito de pescado

Con los alimentos de mar no sabemos qué nos pasa, pero nos cuesta mucho más idear nuevas recetas con las que evitar que los restos acaben en la basura. Probablemente porque el pescado recalentado pierde toda su esencia. Sin embargo, unas croquetas de bacalao, un pastel de atún, unos buñuelos o un paté para untar pueden ser formas muy sencillas de reciclar esos trozos que ya no nos apetece comer de la misma manera.

¡Ni las migas!

¿Eres de los que se deshace del pan del día anterior? ¡Que sea la última vez! con unos cuantos trocitos de pan puedes conseguir un delicioso pudding, unas exquisitas torrijas saladas con queso, o unos “crouttons” para tus ensaladas. Más fácil, ¡imposible!

Frutas y verduras muy maduras

¿Las verduras están poniéndose mustias? Aléjalas del cubo de basura, puedes convertirlas en una lasaña vegetal, asarlas al horno, o hacer una tarta salada montándolas en capas con queso, ¡y sin falta de bechamel! Y si lo que se te está perdiendo son frutas, prepárate un refrescante smoothie, o haz una salsa para aliñar las ensaladas de esta primavera. 

Ya lo sabes, ¡prohibido tirar nada! Tu bolsillo y tu planeta te lo agradecerán.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)