< volver

Trucos para hacer la cuesta de enero más llevadera

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 21 de enero de 2019

Alimerka

 

Comer bien no tiene por qué ser sinónimo de pagar más. Saber elegir bien los alimentos, entender que para estar bien alimentado, no es necesario comer diariamente carne o pescado, y emplear alimentos frescos y de temporada, puede ayudarnos y mucho, a reducir el coste de la cesta de la compra. Para conseguirlo, en La Cocina de Alimerka te damos algunos consejos que esperamos os resulten útiles para comer saludable y hacerlo invirtiendo solo lo justo. ¿Quieres saber de qué se trata? Acompáñanos y descúbrelo a continuación.

 

Comer bien invirtiendo lo justo

Saber elegir los alimentos es fundamental no solo para comer mejor sino también para cuidar de nuestro bolsillo. A continuación te damos algunos consejos para que los pongas en práctica:

 

A la hora de ir hacer la compra

  • Organízate y lleva una lista que te permita adquirir solo los productos que necesitas.

 

  • Sé flexible. Si en tu menú has puesto carne, por ejemplo, ternera y existen ofertas de otros tipos de carnes. Modifica el menú. Será igual de nutritivo y a un menor coste.

 

  • Deja de lado los alimentos precocinados. Cocinar te permite elegir los ingredientes y hacerlo en mayor cantidad y calidad.

 

  • ¿Carne o pescado a diario? Existen muchos otros alimentos ricos en proteínas. El huevo, las legumbres o los cereales como arroz o pasta combinados con verduras, pueden ser una buena alternativa a las proteínas procedentes de la carne o el pescado. Son igual de nutritivas y mucho más asequibles para nuestro bolsillo.

 

  • Si vas a comprar carne, opta por cortes más económicos que no restan calidad a tus platos. Algunos ejemplos son las costillas, el codillo o el hígado de ternera. Además, otras carnes como el pollo o el cerdo, pueden resultar buenas alternativas si se quiere comer carne.

 

  • Si optas por el pescado, no descartes la alternativa congelada. El pescado congelado tiene las mismas propiedades nutricionales que el fresco y resulta una alternativa más económica.

 

En casa

  • Guarda los recortes de pescado y carne en el congelador. Y no tires el caldo de cocer verduras. Nunca se sabe cuando pueden venir bien. Úsalos en caldos, pastas, guisos, etc.

 

  • ¡No tires nada! Aprender a sacar partido a los recortes de alimentos que tenemos rodando en la nevera o a esos alimentos que siguen esperando ser utilizados en la despensa. Estarás evitando el desperdicio alimentario y aumentarás su rentabilidad. Descubre aquí algunas de ideas para sacar todo el provecho a tus alimentos.

 

Y tú, ¿tomas alguna medida para aligerar la cuesta de enero?

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)