< volver

Trucos para que tus hijos prueben nuevos platos

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 15 de abril de 2016

Trucos para que tus hijos prueben nuevos platos

 

¿Eres incapaz de que tus hijos prueben platos nuevos? Introducir nuevos alimentos en su alimentación, no siempre resulta una tarea fácil. Verduras, frutas, pescados o legumbres son algunos de sus alimentos menos preferidos. Y ¿qué hacer en estos casos? Ser paciente pero tenaz, jugar con los colores y no obligarles a comer si no quieren, te ayudará a estimular su interés en probarlos. ¿Quieres saber cómo? En la Cocina de Alimerka, te contamos algunos trucos que pueden resultarte útiles para que tus hijos prueben platos nuevos.

La regla de oro, ¡ármate de paciencia!

No desistas en ofrecerle nuevos alimentos a pesar que de que los rechace. Si eres insistente, con el tiempo conseguirás que pruebe pequeñas cantidades, hasta conseguir aceptar totalmente ese alimento. 

Da visibilidad a los alimentos, pero sin ponerlos en su plato

Una buena forma de hacerlo, es servir los alimentos en una fuente en el centro de la mesa. Si tu hijo os ve disfrutar al resto de la familia consumiéndolos, lo más probable es que le acabe despertando la curiosidad por probarlos.

¡Mantén la calma y no te enfades!

Si pruebas a darle un alimento nuevo, empieza dándole pequeñas guarniciones, así le resultará mucho más fácil acabarlo sin ponerle todo tipo de pegas. Cuando lo vaya aceptando, vete aumentado la cantidad y cocínalo de formas diferentes. 

Crea hábitos saludables y predica con el ejemplo

Si le aconsejas sobre el consumo de determinados alimentos, pero luego tu no los comes, lo más posible es que tu hijo decida también no hacerlo. ¿Te has parado a pensarlo? Lo mejor es empezar por mejorar nuestros propios hábitos y que estos sirvan de ejemplo para nuestros hijos. ¡Repasa tus hábitos alimentarios y predica con el ejemplo!

Implícale en la elaboración de las comidas

Elaborar de manera conjunta los menús, llevarles a hacer la compra contigo e implicarlos a la hora de cocinar, son formas de estimular su interés en el conocimiento de los alimentos. Además, si haces de la cocina un momento ameno y divertido, fomentarás sus ganas de probar nuevos alimentos. ¿Cómo conseguirlo? Busca recetas fáciles de hacer, creativas y coloridas.

Y sobre todo ¡Usa la imaginación! 

Unas brochetas de verduras y pescado, una macedonia de frutas o platos con formas divertidas, pueden despertar el interés y las ganas de probarlos. Pequeños cambios en la forma de presentar los alimentos pueden ser los que marquen la diferencia entre probarlo o rechazarlo. ¡Da formas divertidas y originales a tus platos! Seguro que no se resisten.

Y ¿tú cómo consigues que prueben platos nuevos? ¡Comparte con nosotros qué trucos son los que mejor te funcionan!
 

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)