< volver

Ya está aquí el primer bonito del norte del año…

Por Laura Pire, 31 de mayo de 2013

…Y nunca mejor dicho. Alimerka tiene la sana y bonita costumbre de hacerse con el primer bonito de la temporada que llega a la Rula de Avilés, como muestra de su compromiso con el Mar Cantábrico y con este alimento de calidad excepcional. Es una iniciativa que lleva desarrollándose desde hace años. Yo, como asturiana de pro y romántica de la nutrición, me declaro fan absoluta de esta propuesta.
 
¿Sabemos cosas del bonito? Os voy a contar unos cuantos detalles de la relación que tenemos con el bonito y sobre todo, por qué debe estar en nuestra alimentación durante toda la temporada de su pesca
  • El bonito es el pescado que muchos malos comedores toleran porque les parece carne.
  • A la plancha y desmigado con tomate, es un engaña-niños perfecto para iniciarles en la ingesta de este alimento fundamental.
  • Por otra parte, el bonito y los pescados azules, son los que muchas personas que sí toman pescado blanco, rechazan por su exceso de sabor. Curioso…
  • El bonito del norte, también llamado atún blanco, sólo puede considerarse como tal si pesa más de 4 kilos.
  • Se pesca con anzuelo, intentando que el pez no sufra durante la captura y no se vea alterada la calidad de su carne.
  • Es un pescado azul porque su contenido graso es elevado en comparación con el de los pescados magros. Tiene unos 6 gramos de grasa por cada 100 gramos de porción comestible.
  • Esta grasa es rica en ácidos grasos monoinsaturados, poliinsaturados y especialmente en ácidos grasos omega-3. Estos elementos deben estar obligatoriamente en nuestra alimentación porque contribuyen a disminuir los niveles de colesterol y de triglicéridos en sangre. Hacen la sangre más fluida y rebajan el riesgo de formación de coágulos o trombos.
  • Comparando con otros pescados, el bonito tiene un contenido sobresaliente de vitamina B3 y B12, la vitamina fundamental en la formación de la sangre. Aporta 9,8mg de B3 y 9,4µg de B12, mientras que otros pescados como por ejemplo el mero, aporta sólo 0,3mg y 0,6µg. Una gran diferencia nutricional.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)