< volver

Yodo + Selenio. La pareja perfecta para cuidar tu tiroides

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 16 de abril de 2018

Alimerka

 

¿Sabes que el yodo no es el único mineral implicado en el buen funcionamiento de la tiroides? O ¿que la tiroides contiene más selenio por gramo de tejido que cualquier otro órgano? Así que si pensabas que el yodo era el único mineral implicado en la salud tiroidea, debemos decirte que nada más lejos de la realidad, porque el selenio también es un mineral esencial para su adecuado funcionamiento. En La Cocina de Alimerka te contamos algunas ventajas de su consumo adecuado y en qué alimentos puedes encontrarlo.

Yodo, selenio y tiroides

Con forma de mariposa y situada a ambos lados del cuello, la glándula tiroides es la encargada de regular el gasto energético, el adecuado metabolismo de algunos nutrientes, la temperatura corporal o el desarrollo cerebral y del sistema nervioso del bebé durante el embarazo. Y su déficit puede producir desde complicaciones leves, como el bocio, a otras más graves. ¿Prestas atención a tu ingesta de yodo? Si no lo tienes claro, descubre aquí qué alimentos pueden ayudarte a conseguir tu dosis diaria de este mineral.

Pero aún hay más porque ¿sabías que una parte de las hormonas tiroideas son dependientes de selenio?  Estas necesitan la presencia de selenio para su adecuada síntesis. Y es que este mineral además de ejercer una función antioxidante en el organismo, también es imprescindible para un adecuado metabolismo tiroideo. Pero, ¿conoces en qué alimentos puedes encontrarlo o cuál es la cantidad diaria recomendada? 

Cuánto selenio necesitas y dónde puedes encontrarlo

Las recomendaciones de selenio para adultos se sitúan en torno a 40-70 µg en hombres, y unos 45-55 µg en mujeres.  Y conseguirlos no resulta tan complicado, De hecho, si eliges bien tus alimentos es probable que consumas una cantidad más que suficiente. Te indicamos algunos de los alimentos que mayor cantidad presentan:

  • Frutos secos: ¿anacardos y nueces? Sea cual sea tu preferido, ¡estás de suerte!  porque los dos presentan gran cantidad de este mineral.
  • Carnes y pescados: lomo de cerdo, atún, bonito o jurel son buenas fuentes de selenio y una deliciosa forma de cuidarse. Y si no, echa un vistazo a esta receta de lomo de cerdo con quínoa y espinacas.
  • Cereales: Pasta, pan y harinas integrales son los alimentos de este grupo de mayor aporte en selenio. Y sin duda de lo más habituales en nuestra alimentación. ¿Cómo? ¿Qué aún no has probado con la pasta integral? ¡Haremos que cambies de opinión!  Echa un vistazo aquí
  • Legumbres: alubias y soja son las que más destacan por su contenido en este mineral. Y sin duda, un alimento de alta calidad nutricional. Recuerda que formen parte del menú al menos 4 veces a la semana.

Y si necesitas más ideas de recetas ricas en yodo y selenio, no dudes en buscarlas entre todas nuestras recetas. ¡Seguro que encuentras la tuya!

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)