< volver

Brownie de cookies

Por Reyes, 23 de mayo de 2016

Añade esta receta a tu lista de favoritos
Brownie de cookies


Estos deliciosos cuadraditos a medio camino entre un brownie y una galleta con pepitas de chocolate, al más puro estilo americano, son altamente adictivos. Con un intenso y dulce sabor a vainilla, una textura blandita que se deshace en la boca y el maravilloso contraste de los trocitos de chocolate negro tienen un ingrediente secreto para estar más deliciosos aún, pues van espolvoreados con escamas de sal marina y le dan un toque irresistible.

DIFICULTAD: muy fácil

TIEMPO: 15 minutos + horneado

INGREDIENTES para 12 cuadraditos:
  • 250 g de harina
  • 1 cucharada de maizena
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1 cucharadita de sal
  • 150 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 190 g de azúcar moreno
  • 60 g de azúcar
  • 1 huevo + 1 yema a temperatura ambiente
  • 2 vainas de vainilla o 2 cucharaditas de aroma de vainilla
  • 175 g de trocitos de chocolate negro 70%
  • Escamas de sal marina (tipo Maldon)


ELABORACIÓN: 

1. Comenzamos precalentando el horno a 170ºC. En un bol amplio mezclamos la harina tamizada, con la maizena, la sal y el bicarbonato y reservamos.

2. En otro bol batimos muy bien la mantequilla con los dos tipos de azúcar, hasta que esté todo muy cremoso y esponjoso, más o menos unos cinco minutos, mejor si lo hacemos con unas varillas eléctricas, pero se puede hacer a mano.

3. Ahora le añadimos el huevo y batimos muy bien, y a continuación la yema y batimos de nuevo. Le ponemos la vainilla y batimos de nuevo.

4. Volcamos encima la mezcla de harina y removemos bien con una espátula o cuchara de madera hasta que esté todo bien integrado. Añadimos los trocitos de chocolate y removemos de nuevo para que se distribuyan.

5. Ponemos la masa en un molde rectangular forrado con papel vegetal y horneamos durante media hora.

6. Dejamos que se enfríe una media hora en el molde y luego desmoldamos con cuidado, tirando del papel vegetal y cortamos el brownie en 12 cuadraditos.

Sugerencia de la Cocina de Alimerka: 

Podemos servir el brownie templado, pero como a mí más me gusta es cuando está completamente frío, incluso al día siguiente está más rico. Se puede tomar sólo o acompañado de una bola de helado de vainilla. Para conservarlo, basta con guardarlo en un recipiente hermético forrado con papel vegetal.