< volver

Cebollas rellenas

Por Cefe, 4 de agosto de 2020

Añade esta receta a tu lista de favoritos

 

Ya es hora de preparar uno de los platos más históricos de la gastronomía asturiana, las “cebolles rellenes”.
Aprovechando que estamos en época de bonito, las vamos a rellenar con este pescado, aunque las más conocidas son sin duda las de bonito en conserva y carne.
En pocos pasos, vamos a conseguir un plato con un sabor asturiano solo reconocido en estas tierras.

Dificultad: muy fácil

Tiempo: 2 horas 

Ingredientes: para 3 personas

Para las cebollas:

  • 3 cebollas grandes
  • 200 g de bonito del Norte (limpio de espinas y picado)
  • 2 huevos cocidos
  • 4 pimientos del piquillo o pimiento morrón

Para la salsa de las cebollas:

  • El relleno de vaciar las cebollas
  • 1 cucharada de harina (opcional)
  • 1 vaso de sidra (puedes utilizar agua, vino en su lugar)
  • 300 ml de salsa de tomate
  • Sal al gusto
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
     

Elaboración:

Comenzamos con las cebollas:

  • Pelamos y vaciamos las cebollas. Una buena manera es la de utilizar un sacabocados o en su lugar una cuchara de postre.
  • A continuación es importante picar muy bien el bonito; si quieres, puedes utilizar bonito enlatado, pero ya que estamos en época de bonito, te aconsejo que utilices este.
  • Cocemos un par de huevos, los picamos junto con los piquillos y lo mezclamos añadiéndolo al bonito. Lo metemos dentro de las cebollas.

Consejo:

  • A la hora de vaciarlas, haz un corte a la cebolla en la parte superior que luego utilizarás como tapa.

Con las cebollas rellenas:

  • En la olla donde las vamos a cocinar, doramos la parte de abajo para que se selle y no se rompa. Las retiramos de la olla.
  • Añadimos la cebolla bien picada y la doramos un poco. Si fuera necesario, puedes ponerle un poco más de aceite.
  • Incorporamos una cucharada de harina, la rehogamos y ponemos el vaso de sidra junto con la salsa de tomate. Puedes sustituir la sidra por vino blanco o agua simplemente.
  • Ponemos las cebollas dentro y si fuera necesario puedes añadirle un poco de agua. Necesitamos que el líquido nos quede por la mitad de las cebollas.
  • Dejamos cocer durante 2 horas a fuego muy suave y tapado; de esta manera la cebolla se ablandará antes. 

Sugerencias de la Cocina de Alimerka:

Aunque su cocción sea lenta, la cebolla se puede quemar por lo que no te olvides de ella.
Si lo prefieres, no le pongas la harina y sigue el desarrollo de la receta de la misma manera.
 

Comentarios (0)

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)