< volver

Chucrut casero

Por Reyes, 29 de mayo de 2020

Añade esta receta a tu lista de favoritos

 

El chucrut es un alimento fermentado elaborado a partir de col o repollo que cuenta con saludables propiedades para nuestra salud, cuidando nuestra flora intestinal. Hacerlo en casa es muy sencillo y es una forma estupenda de convertir un repollo en un alimento que nos va a durar muchos días en la nevera y que podremos añadir a cualquiera de nuestros platos, aportándoles un toque de acidez delicioso. ¡Y básicamente sólo necesitas dos ingredientes, repollo y sal! Aunque también le daremos un toque extra de sabor con granos de pimienta negra. 

Dificultad: muy fácil

Tiempo: 15 mins + fermentación

Ingredientes: para 1 tarro

  • 1 repollo, sin las hojas exteriores ni el corazón, finamente picado en juliana
  • Sal marina, más o menos el 2% del peso del repollo
  • Una cucharada sopera de grano de pimienta negra  

Elaboración:

  • Comenzaremos pesando el repollo cuando lo tengamos picado, así podremos calcular la cantidad de sal en gramos que necesitamos añadir, será el 2% del peso del repollo (multiplicamos el peso del repollo por 0,02).
  • Escogemos el bote donde vayamos a guardar nuestro chucrut, que será el mismo en el que lo elaboraremos. Es importante usar un recipiente esterilizado y trabajar con las manos bien limpias para no contaminar nuestro chucrut y que puedan aparecer mohos indeseados.
  • Vamos añadiendo capas de repollo y sal, combinando con la pimienta, presionando y masajeando con las manos o con algún utensilio para que el repollo vaya soltando bien todo su líquido. Seguimos prensando y masajeando hasta acabar con todo el repollo y la sal, y en este punto, si la col está bien fresca, debería estar cubierta por completo de líquido, si no es así, podemos añadir un poco de agua con sal, hasta que esté cubierta por completo en el líquido. Puedes utilizar agua hervida y enfríada para hacer seguro el proceso.
  • Ahora, necesitamos poner un peso para asegurarnos que el chucrut siempre está sumergido en el líquido y no aparecen mohos, puedes utilizar por ejemplo una de las hojas exteriores del repollo a modo de tapa y colocarle encima el corazón del repollo a modo de peso.
  • Cerramos el bote ylo dejamos fermentar en un lugar oscuro entre 2-3 semanas y tres meses, cuanto más tiempo lo dejes, más agrio se irá volviendo el chucrut, así que a partir de las dos semanas vete probándolo hasta que esté a tu gusto.
  • Es muy importante que los tres primeros días abras el bote una vez al día para que se disipe el gas que se estará formando con la fermentación.
  • Cuando el chucrut esté a tu gusto, pásalo a la nevera y así se detendrá el proceso de fermentación y tu chucrut se quedará en ese punto.

Sugerencia de La Cocina de Alimerka: 

Dura unos tres meses a partir de que lo metes en la nevera. Puedes añadir un par de cucharadas al día en tus platos para darles un toque de sabor muy especial y beneficiarte de todas sus propiedades probióticas.  

Comentarios (0)

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)