< volver

Cómo cocinar huevos: tipos, tiempos, fórmulas y trucos

Por Alimerka, 14 de agosto de 2013

Añade esta receta a tu lista de favoritos
Cómo cocinar huevos: tipos, tiempos, fórmulas y trucos

En esta receta técnica nos hacemos un boceto general de cómo cocinar huevos de gallina y de codorniz, de los tiempos y las fórmulas de preparación que admiten. Un guión que nos será muy útil a la hora de crear nuevos platos y recetas caseras. 

  • Huevos de gallina

Cocidos: Llenamos una cazuela con abundante agua y una arena de sal. Sumergimos los huevos y contamos 10 minutos desde que empiecen a hervir. Después los enfriamos bajo el grifo, los pelamos y los aclaramos para asegurar que no quedan restos no deseados.

Fritos: Ponemos abundante aceite de oliva en una sartén pequeña. Cuando esté caliente cascamos el huevo y, con ayuda de la espumadera, vamos rociando aceite sobre el huevo. Espolvoreamos una pizca de sal y lo sacamos al poco tiempo, cuando veamos que ya está hecho.

Para asegurar que no se nos rompen es mejor cascarlos primero en un plato o bol y luego dejar que se deslicen a la sartén. Y, si nos gustan con puntilla (dorados por los bordes) la clave está en echarlos a freír con el aceite muy caliente.

Escalfados: En una cazuela calentamos agua con unas gotas de limón y una pizca de sal. Aparte, cascamos el huevo en una tacita y, cuando el agua rompa a hervir, la introducimos poco a poco en la cazuela. En 4 minutos estarán listos.

Esta es la técnica más tradicional, pero podemos hacerlos de una forma más profesional e incluso al microondas. Aquí podemos conocer las fórmulas de los huevos escalfados.

  • Huevos de codorniz 

Cocidos: Llenamos de agua una cacerola pequeña, sumergimos en ella los huevos. Cuando empiece a hervir contamos 5 minutos y los sacamos. para terminar los enfriamos bajo el grifo y los pelamos. 

Fritos: Seguimos el mismo proceso que con los de gallina aunque, por sus diferencias de tamaño, menos aceite y tiempo de elaboración. 

Escalfados: Llenamos una cazuela de agua con una arena de sal y unas gotas de ninagre o limón y lo llevamos a ebullición. Con cuidado arremolinamos el agua con una cuchara de madera y, cuando hayamos conseguido el movimiento, echamos el huevo de codorniz. Bajamos el fuego y sacamos el huevo cuando se haya vuelto opaco.

El truco de La Cocina de Alimerka: Antes de adentrarnos en cómo cocinar huevos frescos de gallina y de codorniz debemos comprobar si están bien para consumir. Para ello los introducimos en un bol cubiertos por agua. Si se queda en el fondo, está bien, y si flota, está inservible.
 

Comentarios (0)

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)