< volver

Cuadraditos de avena y nueces

Por Reyes, 12 de agosto de 2016

Añade esta receta a tu lista de favoritos


Estos deliciosos cuadraditos de avena a medio camino entre un tierno bizcocho y una crujiente barrita se conocen como flapjaps en el Reino Unido, donde son muy populares. Su elaboración es muy sencilla y requiere de unos pocos ingredientes, entre los cuales la protagonista indiscutible es la avena. Unas nutritivas nueces y un toque de café van a completar el delicioso sabor de estos cuadraditos tan especiales. Suelen elaborarse con mantequilla, pero en esta receta vamos a utilizar aceite de oliva para beneficiarnos de todas sus propiedades saludables.

DIFICULTAD: muy fácil

TIEMPO: 10 minutos + horneado

INGREDIENTES
para unos 12 cuadraditos:

  • 100 ml de aceite de oliva suave
  • 50 g de azúcar moreno
  • 50 g de miel
  • 50 g de nueces bien picadas
  • 175 g de copos de avena
  • 50 ml de café fuerte
  • 1 vaina de vainilla


ELABORACIÓN:


1. En un cazo vamos a mezclar el aceite con el azúcar moreno, la miel y el café y lo vamos a calentar a fuego suave hasta que esté todo bien mezclado.

2. Retiramos del fuego y añadimos las nueces picadas y la avena, junto con las semillas de la vaina de vainilla y mezclamos muy bien todo hasta que se forme una mezcla muy espesa.

3. Repartimos la mezcla en el molde elegido (cuadrado o rectangular) forrado con papel vegetal, aplastamos bien con las manos para que se quede firme y homogéneo y horneamos a 180 ºC durante unos 20-25 minutos, hasta que veamos que la superficie comienza a dorarse.

4. Dejamos enfriar y cortamos en cuadraditos.
 

Sugerencia de la Cocina de Alimerka: 

Los cuadraditos de avena y nueces se conservan perfectamente durante varios días guardados en un recipiente hermético forrado con papel vegetal. Si no quieres añadirle el toque de café, puedes sustituirlo por 50 ml de leche o leche vegetal. Esta receta es ideal para llevarnos a cualquier parte, simplemente envuelve los cuadraditos en un poco de papel de aluminio y listo. 

¡Tenéis que animaros a probarla! ¡Fácil, saludable y deliciosa, qué más se puede pedir!