< volver

Desayuno romántico

Por Reyes, 10 de febrero de 2016

Añade esta receta a tu lista de favoritos
Desayuno romántico


Aprovechando que este San Valentín cae de domingo, ¿por qué no comenzar el día sorprendiendo a tu pareja con un delicioso y romántico desayuno en la cama? Las opciones que puedes preparar son infinitas, desde unas tortitas a unos huevos revueltos, aunque hoy quiero proponerte unas deliciosas tortillas dulce para compartir acompañada de fruta fresca y una irresistible salsa de chocolate caliente. ¡Vamos allá!

DIFICULTAD:  muy fácil
TIEMPO: 15 minutos
INGREDIENTES: para 2 personas

• 4 huevos
• 1 chorrito de leche
• una vaina de vainilla
• 2 cucharaditas de azúcar y un poco más para espolvorear
• 1 pizca de sal
• Un poco de mantequilla para la sartén

Para la salsa de chocolate:

• 100 g de chocolate partido en trocitos
• 1 cucharadita de mantequilla
• 2 cucharaditas de azúcar
• 1 pizca de sal
• 50 ml de nata para montar
• 50 ml de cerveza negra

Además:

• zumo de naranja recién exprimido
• café o té
• fruta fresca para acompañar en mi caso fresas y kiwi


ELABORACIÓN:

1. Vamos a comenzar preparando la salsa de chocolate, para ello colocamos todos sus ingredientes en un cazo a fuego suave, removiendo con mucha suavidad para que todo se derrita, con cuidado de no pasarnos calentando o la mezcla podría cortarse. En cuanto esté cremosa y brillante, retiramos del fuego y reservamos.

2. Para hacer las tortillas batimos los huevos con las semillas de la vaina de vainilla, el azúcar, la pizca de sal y un chorrito de leche. No hace falta batirlo mucho, como si fuese para una tortilla normal.

3. Ponemos un poco de mantequilla en la sartén y cuando esté derretida añadimos la mitad de la mezcla para hacer la primera tortilla, dejándola a nuestro gusto de pasada. Hacemos la otra tortilla y servimos con abundante azúcar espolvoreada, la fruta fresca elegida, y la salsa de chocolate caliente pon encima.

Sugerencia de la Cocina de Alimerka:

Como veis se trata de un desayuno fácil y rápido de preparar pero que a la vez es diferente y especial, para darse un buen homenaje de buena mañana. Puedes servirlo en una bandeja bonita, con zumo de naranja y café o té y decorada con unas flores frescas o alguna de vuestras fotos juntos, o una tarjetita con un mensaje romántico. 

¡Espero que os haya gustado la idea!
 

Comentarios (0)

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)