< volver

Flan de Avena y Kiwi (Receta sin Azúcar)

Por Reyes, 14 de marzo de 2016

Añade esta receta a tu lista de favoritos
Flan de Avena y Kiwi (Receta sin Azúcar)


La receta de hoy es una de esas recetas que tanto me gustan porque son muy sencillas pero a la vez resultan deliciosas. Se trata de un flan de avena y kiwi, con pocos ingredientes, todos ellos fáciles de encontrar y que además no lleva azúcar, en su lugar vamos a utilizar estevia y vamos a aprovechar el dulzor natural que tiene la leche de avena. La mezcla de sabores es muy interesante, entre dulce y ácido, y además está aromatizado con canela, naranja y limón. ¡Toda una delicia para los sentidos!
 

DIFICULTAD: muy fácil

TIEMPO: 15 minutos + reposo

INGREDIENTES: para 4 personas:

• 750 ml de leche de avena
• 6 kiwis
• 2 cucharaditas de estevia
• 2 sobres de cuajada en polvo
• la ralladura fina de medio limón
• la ralladura fina de media naranja
• 1 cucharadita de canela en polvo
 


ELABORACIÓN:

 1. Vamos a comenzar poniendo la leche de avena en un cazo a fuego suave y cuando esté tibia separamos una taza de la leche y disolvemos en ella los dos sobres de cuajada en polvo. Cuando el resto de la leche que está en el cazo llegue a ebullición, incorporamos el contenido de la taza y removemos muy bien durante un par de minutos.
2. Pelamos los kiwis y los mezclamos con la estevia, la ralladura de limón y de naranja y la canela y los trituramos junto con la leche, hasta que esté todo bien cremoso.
3. Ya sólo nos queda distribuir la mezcla en moldes individuales o en uno grande y dejar que se enfríe por completo antes de llevarlo a la nevera un mínimo de seis horas, siendo ideal que esté toda la noche.


Sugerencias de la Cocina de Alimerka:

Como os comentaba al principio, la leche de avena tiene un dulzor natural que nos permite no tener que añadir excesivo edulcorante a la mezcla, por eso tan sólo necesitamos dos cucharaditas de estevia, pero lo mejor es que pruebes la mezcla para que puedas rectificar en el momento y dejarla a tu gusto. Es muy importante que leas bien las etiquetas y escojas una leche de avena sin azúcares añadidos. Lo mejor es servir el postre bien fresquito, con sacarlo unos quince minutos antes de la nevera, será suficiente para que esté perfecto para consumir. 

Comentarios (0)

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)