< volver

Kit Dulce Hogar de regalo para nuestros abuelos

Por Reyes, 8 de febrero de 2021

Añade esta receta a tu lista de favoritos


Este San Valentín por qué no hacer un merecido homenaje a nuestros mayores con un bonito kit de regalo con el que obsequiarles por tanto. Puedes incluir los regalos que se te ocurran, y como ahora pasamos mucho más tiempo en casa una buena idea es, por ejemplo, algo que puedan utilizar para estar cómodos allí, como una manta, unas zapatillas mulliditas o unos buenos calcetines. Puedes complementarlo con una taza y sin duda el broche de oro del regalo será, sin duda, un pequeño detalle que puedas elaborar con tus manos y todo tu cariño, como estos deliciosos rollitos de queso y canela que están para chuparse los dedos. Son muy sencillos de preparar, por lo que es una idea perfecta para que los preparen los peques de la casa y así tengan un detalle muy especial con sus abuelos.

Dificultad: muy fácil

Tiempo: 30 minutos + horneado

Ingredientes: para 14 - 16 rollitos

  • 1 paquete de pan de sándwich sin corteza (unas 14 - 16 rebanadas)
  • 250 g de queso crema
  • 60 g de azúcar glas
  • La ralladura de medio limón
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 150 g de azúcar
  • 1 cucharada sopera de canela
  • 125 g de mantequilla con sal derretida (puedes añadirle una pizca de sal a la mantequilla normal)


Elaboración:

  • En un bol ponemos el queso crema con el azúcar glas, la ralladura de limón y la vainilla y lo batimos todo muy bien con unas varillas hasta que esté bien integrado y cremoso.
  • Precalentamos el horno a 180ºC.
  • Estiramos las rebanadas de pan con la ayuda de un rodillo, dejándolas bien finitas y manejables, para luego poder enrollarlas con facilidad.
  • En un plato hondo colocamos el azúcar junto con la cucharada sopera de canela y lo mezclamos todo bien.
  • Cogemos una rebanada de pan, la untamos con una capa de la mezcla de queso, la enrollamos con cuidado y la sumergimos en la mantequilla para a continuación pasarla por la mezcla de canela y azúcar. La colocamos en la bandeja del horno forrada con papel vegetal y repetimos la operación con el resto de rebanadas.
  • Horneamos unos 15 minutos, hasta que estén doraditos.

 

Sugerencia de La Cocina de Alimerka:

Una vez que estén completamente fríos, los puedes guardar en una caja o recipiente hermético para poder transportarlos fácilmente como regalo.

Comentarios (0)

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)