< volver

Magdalenas de avena con manzana y arándanos

Por Reyes, 16 de noviembre de 2016

Añade esta receta a tu lista de favoritos


La receta de magdalenas que os traigo hoy está tan rica que estoy segura de que pronto de convertirá en una de vuestras favoritas. Unas deliciosas y jugosas magdalenas, repletas de trozos de manzana, con intenso aroma a canela y con arándanos azules que explotan en la boca y hacen que cada bocado sea una delicia. En vez de utilizar harina, he realizado mi propia harina casera a base de copos de avena, es muy fácil y en unos segundos tenemos una harina llena de nutrientes que además aporta un sabor muy especial. ¡Vamos allá con la receta!

DIFICULTAD: Muy fácil

TIEMPO: 15 minutos más horneado

INGREDIENTES para 12 magdalenas:

  • 3 vasos de copos de avena y unos pocos para decorar
  • 1 cucharadita de bicarbonato 
  • 3 cucharaditas de levadura química
  • 1 buena pizca de sal
  • 1 cucharada de canela
  • 100 g de miel
  • 2 huevos
  • 250 ml de leche de avena (o de cualquier otro tipo)
  • 6 cucharadas de aceite de girasol
  • 1 vaina de vainilla
  • 1 manzana pelada y cortada en trocitos muy pequeños
  • 1 tarrina de arándanos azules
  • Un poquito de azúcar moreno para espolvorear


ELABORACIÓN:

1. Precalentamos el horno a 200ºC.

2. Vamos a comenzar triturando los copos de avena en un robot, batidora o picadora hasta obtener una harina fina. La colocamos en un bol y le añadimos la levadura, la sal, el bicarbonato y la canela, y removemos todo muy bien. Añadimos los trocitos de manzana y removemos de nuevo. Reservamos.

3. En otro bol colocamos los huevos, la leche, la miel, el aceite y las semillas de la vaina de vainilla y batimos todo muy bien hasta que esté espumoso. Volcamos esta mezcla sobre los ingredientes secos y mezclamos con una cuchara, sin batir, y utilizando sólo unos diez movimientos, así nos aseguramos de que estén bien esponjosos y suban correctamente. 

4. Repartimos la mezcla entre los papelitos y colocamos en cada magdalena tres o cuatro arándanos y espolvoreamos con una pizca de azúcar moreno y unos copos de avena.

5. Horneamos durante cinco minutos a 200 ºC y sin abrir el horno bajamos la temperatura a 180ºC y horneamos 10-15 minutos más, hasta que estén doradas y hayan subido. Al tocar en el centro de la magdalena ha de estar esponjosa.

 

6. Dejamos enfriar cinco minutos en el molde y las pasamos a una rejilla para que se enfríen por completo.

Sugerencia de la Cocina de Alimerka: 

Podéis sustituir la harina de avena por 300 g de harina de trigo o de mix sin gluten y seguir la receta con normalidad. Si os apetece darle un toque chocolateado tan sólo hay que sustituir una o dos cucharadas de la harina de avena por la misma cantidad de cacao en polvo y añadir un par de chorritos más de miel para compensar. ¡Espero que os animéis pronto a preparar esta delicia, son un plan de domingo por la tarde perfecto para tener magdalenas para toda la semana!