< volver

Mousse de chirimoya

Por Reyes, 4 de noviembre de 2014

Añade esta receta a tu lista de favoritos
mousse de chirimoya

Una mousse ligera y fragante, muy delicada y con un sabor diferente, que va a encantar a todos en casa. Es ideal como postre después de un a comida o cena copiosa, porque es muy suave y refrescante y sobretodo, es una idea genial para aprovechar esas chirimoyas que se nos han quedado demasiado maduras en el frutero.

INGREDIENTES para 4 personas:

  • 4 chirimoyas maduras trituradas
  • 1 sobre de agar-agar
  • 120 g de azúcar
  • 2 claras de huevo
  • 200 ml de nata para montar
     

ELABORACIÓN:

  • Comenzamos calentando la pulpa triturada de las chirimoyas a fuego lento, sin que llegue a hervir, pero que queden bien caliente. Le añadimos entonces el agar-agar disuelto en un poquito de agua fría, removemos durante un minuto y retiramos del fuego. Dejamos enfriar.
  • Mientras tanto, batimos bien la nata con el azúcar, pero si que llegue a estar muy firme, con que quede semimontada es suficiente.
  • Por otro lado montamos las claras a punto de nieve. Ya sólo nos queda mezclar con mucho cuidado y movimientos envolventes la nata montada, el merengue y la pulpa de la chirimoya, hasta que esté todo bien combinado. Distribuimos la mezcla en moldes individuales o bien en una fuente y lo llevamos a la nevera por lo menos durante 4 horas para que se quede bien frío.


La mousse se conserva durante unos dos o tres días perfectamente en la nevera, pero os aseguro que se acabará antes :) Espero que os haya gustado y que os animéis a prepararla.

¡Nos vemos pronto con más recetas!

Comentarios (0)

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)