< volver

Muffins ligeros de arándanos y plátano

Por Reyes, 22 de abril de 2015

Añade esta receta a tu lista de favoritos
Muffins ligeros de arándanos y plátano


Hoy os traigo unos esponjosos muffins de arándanos y plátano, muy ligeros, para disfrutar de un desayuno o merienda saludable y deliciosa sin ningún remordimiento. El secreto para reducir las grasas y la cantidad de azúcar es añadirle plátano bien maduro, y además llevan copos de avena a parte de harina, por lo que se digieren con mayor facilidad e incorporan todos los nutrientes de este cereal.

DIFICULTAD: fácil

TIEMPO: 20 minutos + horneado

 

INGREDIENTES: para unos 12 muffins

• 300 g de harina
• 1 sobre de levadura química
• 1 cucharadita de bicarbonato
• 100 g de azúcar moreno
• 1 pizca de sal
• 50 g de copos de avena y unos poquitos más para espolvorear
• 2 plátanos maduros
• 284 ml de leche
• 2 cucharadas de zumo de limón o vinagre blanco
• 5 cucharadas de aceite de oliva suave
• la ralladura de medio limón
• 2 claras de huevo
• 125 g de arándanos azules
 

ELABORACIÓN:

1. Comenzamos añadiéndole a la leche las 2 cucharada de zumo de limón o vinagre y la dejamos reposar unos 10 minutos. Va a parecer que la leche se corta y salen grumos, y eso es exactamente lo que queremos, vamos a obtener así una especie de sustituto casero del famoso suero de mantequilla que se utiliza mucho en repostería inglesa y americana para darle jugosidad a los bizcochos.

2. En un bol, vamos a tamizar la harina y la levadura y le vamos a añadir el bicarbonato y la pizca de sal y vamos a mezclarlo todo muy bien.

3. Añadimos ahora el azúcar (guardamos una cucharada para luego) y los copos de avena y mezclamos de nuevo. Hacemos un agujero en el centro y reservamos.

4. Por otro lado, machacamos muy bien los plátanos con un tenedor y le añadimos el aceite, las claras y la leche que ya habrá reposado y mezclamos muy bien.

5. Ponemos ahora la mezcla líquida en el agujero que habíamos hecho y mezclamos con una cuchara de madera sólo hasta que todo esté combinado, no tenemos que pasarnos mezclando porque si no las magdalenas quedarán más densas. Añadimos los arándanos y la ralladura de limón y removemos una vez más.

6. Repartimos la mezcla en los doce papelitos en el molde para magdalenas y espolvoreamos con unos pocos copos de avena y el azúcar que habíamos reservado.

7. Horneamos en el horno precalentado a 180ºC (160ºC si usas ventilador) durante unos 18-20 minutos, hasta que hayan subido y estén dorados. Dejamos enfriar unos minutos en el molde y luego los pasamos a una rejilla metálica para que se enfríen por completo.

 

¿Qué os han parecido? Son ligeros y fragantes y tan tiernos y esponjosos que casi se deshacen en la boca al primer bocado. Sin duda, una de mis recetas favoritas de muffins. Y además como llevan avena, son ideales para el desayuno, porque su energía se libera de forma equilibrada y constante a lo largo de toda la mañana, por lo que son un alimento estupendo para comenzar la jornada con las pilas bien cargadas.
¡Espero que os animéis a probarlos!

¡Un abrazo!