< volver

Pan frito de patata con su picada de lubina y toques cítricos

Por Cefe, 16 de abril de 2016

Añade esta receta a tu lista de favoritos
Pan frito de patata con su picada de lubina y toques cítricos


Una receta diferente es la que os propongo a continuación. Una receta de pan que no solo llevará harina, también le daremos un toque de gracia con la patata y además será un pan..¡Verás que bueno! Una autentica pasada. 

DIFICULTAD: Fácil

TIEMPO: Una hora

INGREDIENTES: para 4 personas

Para la masa:

  • 400 g de harina
  • 180 g de patata cocida
  • 90 g de agua
  • 1 cucharada pequeña de sal
  • 1 huevo
  • 10 g de levadura de panadería
  • 1 cucharada pequeña de azúcar

Para la picada:

  • 4 lubinas de ración (abiertas en lomo y limpia de espinas)
  • 1/2 cebolla
  • Hojas de perejil para decorar
  • 2 cucharadas pequeñas de alcaparras
  • 1 cucharada pequeña de pimienta negra
  • 1 cucharada pequeña de sal
  • 1 cucharada pequeña de kétchup
  • 1 cucharada pequeña de mostaza
  • 1 cucharada pequeña de tabasco


ELABORACIÓN:

1. Comenzamos haciendo la masa de pan frito. Para ello tenemos que poner las patatas a cocer en abundante agua.

2. Con el primer paso listo, lo machacamos con un tenedor por ejemplo hasta conseguir una puré. Añadimos un huevo y lo mezclamos todo bien.

3. Disolvemos la levadura en un bol con el agua, una pizca de sal y el azúcar.

4. Mezclamos el paso 2 con el paso 3 y vamos incorporando la harina hasta conseguir una masa homogénea con el resultado final que será el que no se nos pegue en las manos. La dejamos reposar 15 minutos dentro de un bol.

Mientras reposa la masa vamos con la picada. Es muy sencillo.

5. Pedimos a nuestro pescadero de Alimerka que nos saque los dos lomos de la lubina y nos quite la piel. Cuando estemos en casa, quitamos el resto de espinas y lo picamos en trozos pequeños.

6. Cortamos la cebolla en dados del tamaño de las alcaparras y lo mezclamos con ellas. Añadimos un leve toque de tabasco (recuerda que el tabasco es muy fuerte por lo que es una opción que si no te gusta el picante, no se lo añadas).

7. Añadimos tres cucharadas grandes de aceite en una sartén y cuando esté bien caliente… añadimos la mezcla de la cebolla con las alcaparras. Dejamos que se dore bien sobre un minuto. Incorporamos la lubina picada y dejamos que se cocine muy poquito tiempo; con tres minutos será suficiente ya que queremos dejarlo poco hecho. Reservamos.

Vamos con el pan frito:

8. Estiramos la masa con la ayuda de un rodillo y colocamos una sartén con abundante aceite a calentar. Freímos el pan y dejamos que se dore por ambos lados hasta que esté bien tostado. Lo sacamos a un plato con papel

Ahora solo te queda emplatar nuestro pan frito. Colocamos un poco de la picada por encima de cada pan y lo acompañamos de una mezcla de mostaza y kepchup a partes iguales para añadir por encima y hacerlo un poco más jugoso si cabe. 

Sugerencias de la Cocina de Alimerka:

1. Haz raciones medianas, que no sean muy grandes. 

2. Te recomiendo comer este pan caliente… te sabrá mucho más rico

3. Nunca lo congeles ya que tiene patata cocida y nos quedará dura.

4. Puedes hacer una masa grande, freírla y disfrutarla al centro de la mesa.

¿Te preguntas por los toques ácidos?

Mira... el ketchup ya viene con ese sabor ya que su elaboración contiene vinagre, son sabores potentes y sinceramente a mi me recuerda a cítricos al mezclarlo todo… aun así si te parece te dejo añadir el zumo de media naranja por encima de la lubina justo antes de comerlo.

El perejil utilízalo para darle volumen a tus platos y para decorar… también lo puedes picar y añadirlo por encima de todo.

¡Buen provecho!

Comentarios (0)

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)