< volver

Pan Integral con Semillas

Por Reyes, 17 de febrero de 2017

Añade esta receta a tu lista de favoritos
Pan Integral con  Semillas

 

¿Qué tal estáis amigos? Hoy vamos a ponernos con las manos en la masa y nunca mejor dicho porque vamos a amasar un delicioso pan casero con semillas para darle un plus de sabor y de valor nutritivo. Me encanta preparar pan en casa, sobretodo por esa sensación casi mágica de que con tan pocos y sencillos ingredientes pueda salir algo tan delicioso y crujiente del horno. ¡Y sin duda lo que más me gusta es ese aroma que desprende al hornearse! Se me hace la boca agua sólo al escribirlo. Desde hace unos días, puedes encontrar en tu supermercado Alimerka diferentes semillas, están en la sección de dietéticos. Hoy vamos a utilizar un mix que combina semillas de girasol, lino, sésamo, calabaza y amapola.

 

Dificultad: fácil
Tiempo: unas cuatro horas en total
Ingredientes (para un pan grande):

  • 550 g de harina de trigo integral
  • 1 cucharadita y media de sal
  • 1 cucharadita de azúcar moreno o blanca (opcional)
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 2 sobres de levadura de panadería (11 g)
  • 350 ml de agua templada
  • 40 g de mix de semillas

 

Elaboración:

  • Vamos a comenzar disolviendo la levadura en el agua templada junto con la cucharadita de azúcar.
  • Por otro lado, mezclamos la harina con la sal y formamos un volcán en el medio. Añadimos la mezcla de agua y levadura y el aceite y comenzamos a mezclar con la mano hasta tener una masa manejable. En ese momento, la pasamos a una superficie enaharinada y la amasamos muy bien, durante unos 15-20 minutos.
  • La cubrimos con un paño y la dejamos fermentar en un lugar cálido durante una hora y media más o menos, hasta que haya doblado su volumen por lo menos.
  • Volvemos a poner la masa en la superficie de trabajo y le damos unos golpecitos suaves para eliminar el exceso de aire. Damos forma al pan o bien lo colocamos en un molde de bizcocho si queremos que tenga forma de pan de molde y le colocamos las semillas por encima.
  • Dejamos fermentar otra hora y media y ya horneamos a 220 ºC durante unos 20/25 minutos, hasta que esté dorado. 

 

Sugerencia de la Cocina de Alimerka:

El azúcar es opcional, pero le viene muy bien a la receta para que el pan suba correctamente, ya que al utilizar sólo harina integral le cuesta un poco más. El azúcar ayudará a potenciar el efecto de la levadura. Un truco genial para que el pan forme una corteza bien crujiente, es pulverizar el horno con agua justo en el momento en que vayamos a meter nuestro pan. Os recomiendo conservarlo envuelto en un paño o bien una bolsa de tela para que se mantenga tierno. Para saber si nuestro pan está bien hecho, podemos darle unos golpecitos por la base y ha de sonar hueco.

¡Espero que os haya gustado y que os animéis a prepararlo! 

Comentarios (0)

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)