< volver

Panna cotta de albahaca

Por Reyes, 23 de noviembre de 2016

Añade esta receta a tu lista de favoritos
Panna cotta de albahaca


¡Hola a todos! Hoy vengo con una nueva receta de panna cotta (literalmente, nata cocida), aprovechando que desde hace un tiempo podemos encontrar en nuestro supermercado Alimerka plantas aromáticas para dar a nuestros platos un toque de lo más especial y personal. En este caso, he querido probar la receta de panna cotta de albahaca, de la que había oído hablar en numerosas ocasiones y que tenía muchas ganas de probar, así que he utilizado mi receta de panna cotta clásica, pero infusionando la mezcla con las hojas frescas de albahaca. El resultado es una deliciosa y aromática panna cotta, con un toque diferente que le aporta mucha personalidad. 

DIFICULTAD: Fácil

TIEMPO: 15 minutos + reposo

INGREDIENTES para unas 6-8 personas: 

  • 500 ml de nata para montar
  • 100 g de azúcar
  • 1 buen puñado de hojas de albahaca frescas y alguna más para decorar
  • 1 sobre de agar agar 


ELABORACIÓN

1. Vamos a poner la nata en un cazo junto con el azúcar y la albahaca y vamos a cocinar a fuego suave para llevarla lentamente a ebullición, removiendo con frecuencia para que todo se integre bien. 

2. Cuando vaya a llegar a ebullición, sacamos la albahaca e incorporamos el agar agar, que habremos disuelto previamente en un vaso con un dedo de agua fría. Cocinamos la mezcla un par de minutos para que se disuelva bien el agar agar y ya la podemos retirar del fuego.

3. Repartimos la mezcla en los recipientes individuales y dejamos enfriar a temperatura ambiente antes de llevar a la nevera para dejar que cuaje durante unas horas, siendo ideal que esté toda la noche. Desmoldamos y servimos decorando con unas hojas de albahaca fresca.

Sugerencia de la Cocina de Alimerka: 

En vez de agar agar podéis utilizar también hojas de gelatina, para esta cantidad concreta necesitáis 3 hojas de gelatina, que han de remojarse previamente en agua fría y escurrirse bien antes de añadirlas a la preparación caliente. ¡Espero que os animéis a probar esta panna cotta tan especial y sobretodo que la disfrutéis muchísimo!