< volver

Pastas de zanahoria

Por Reyes, 6 de abril de 2016

Añade esta receta a tu lista de favoritos
Pastas de zanahoria


Si os gusta la tarta de zanahoria, estas pastas os van a encantar porque encierran en una galleta crujiente todo el sabor de la genuina carrot cake, con su sabor dulce y especiado, pero en este caso no vamos a utilizar nada de azúcar para elaborarlas, así como tampoco mantequilla ni huevo, por lo que vamos a hacer una versión más saludable de este delicioso postre que va a encantar a toda la familia.


DIFICULTAD: Muy fácil

TIEMPO: Diez minutos + reposo + horneado

INGREDIENTES para unas 16 galletas: 

  • 200 g de almendras 
  • 2 zanahorias grandes peladas y ralladas
  • 175 g de harina integral de trigo
  • 4 cucharadas de estevia en polvo
  • 1 cucharadita de canela
  • ½ cucharadita de sal
  • ½ cucharadita de bicarbonato


ELABORACIÓN:  

1. Trituramos muy bien las almendras en un robot o picadora hasta que estén bien cremosas, esto sucederá tras unos 5 minutos triturando. Esta crema de almendra va a ser nuestra “mantequilla” vegetal saludable.

2. Ahora añadimos la estevia y batimos bien para que se mezcle muy bien y a continuación añadimos la zanahoria rallada. 

3. Tamizamos encima la harina, y le ponemos el bicarbonato, la canela y la sal y removemos bien, hasta tener una masa consistente y uniforme.

4. Cubrimos con papel film y llevamos media hora a la nevera para que se asiente.

5. Precalentamos el horno a 180ºC.

6. Ya sólo nos queda formar bolitas de la masa con las manos e ir colocándolas sobre la bandeja del horno forrada con papel vegetal y las iremos aplastando un poquito con las manos, para darles la forma de pastas.

7. Horneamos unos 10 minutos y dejamos enfríar unos cinco minutos en la bandeja del horno y luego las pasamos a una rejilla metálica para que se enfríen por completo.

Sugerencia de la Cocina de Alimerka: 

Las pastas se conservan perfectamente en un recipiente herético forrado con papel vegetal. Recuerda no guardarlas hasta que estén completamente frías o podrán reblandecerse. Espero que os haya gustado la receta, y sobretodo espero que os animéis a probarla, es muy fácil y sale deliciosa, os va a encantar. Y lo mejor de todo es que son unas galletas mucho más saludables y nutritivas que las tradicionales, por lo que podemos disfrutar de ellas sin ningún remordimiento.