< volver

Pudding de chía con fruta fresca

Por Reyes, 25 de julio de 2016

Añade esta receta a tu lista de favoritos


Las semillas de chía están llegando con fuerza a nuestras cocinas por sus múltiples y beneficiosas propiedades para nuestra salud. Son consideradas un superalimento, es decir, que en raciones muy pequeñas de producto encierran grandes cantidades de nutrientes, entre los que podemos destacar los ácidos grasos Omega 3, y constituyen además una valiosa fuente de fibra y calcio. Para saber más acerca de sus beneficios, no te olvides de pasarte por el blog de nutrición donde encontrarás todo lo que necesitas saber sobre este pequeño tesoro. Hoy os quiero proponer una receta muy sencilla con la que podremos disfrutar de todas sus propiedades a la par que de un sabor delicioso y refrescante. ¡Y es muy sencilla de hacer!


DIFICULTAD
: muy fácil

TIEMPO
: 5 minutos + reposo

INGREDIENTES
para una persona:

  • 200 ml de leche de avena
  • 1/2 vaina de vainilla
  • 4 cucharadas de semilla de chía
  • 1 cucharada de miel
  • 1 pizca de sal
  • fruta fresca de tu elección 


ELABORACION:


La noche anterior, mezcla en un bol la leche de avena con la vainilla, la miel y la sal y revuelve hasta que esté todo bien mezclado. Añade las semillas de chía y remueve un poco más y coloca la mezcla en el recipiente donde tengas pensado servir el pudding. Cubre con papel film y llévalo a la nevera.
Al día siguiente ya puedes servir tu pudding con la fruta fresca de tu elección, yo utilicé mango y papaya.

Sugerencia de la Cocina de Alimerka:

Un par de horas de reposo en la nevera son suficientes para que las semillas de chía se hidraten y aumenten su volumen formando el gel que servirá de base para este pudding, la razón por la que te recomiendo que las dejes de un día para otro es simplemente por si te apetece tomarte este pudding como desayuno, ya que es una opción perfecta para comenzar el día con energía. Entonces, lo preparas por la noche y a la mañana siguiente solo tendrás que cortar la fruta que te apetezca para acompañar al pudding. ¡Se hace sólo en la nevera, parece cosa de magia!. Yo he utilizado leche de almendras, pero puedes utilizar leche de vaca o cualquier otro tipo de leche vegetal.

¡Espero que os animéis con esta receta tan rica, estoy segura de que os va a enganchar! 

Comentarios (0)

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)