< volver

Pudding de dátiles

Por Reyes, 2 de diciembre de 2016

Añade esta receta a tu lista de favoritos
Pudding de dátiles

 

¡Hola a todos! Ya comienza diciembre, sin duda uno de mis meses favoritos del año. Y es que se acerca la Navidad y sin duda éstas fiestas son las mejores para celebrar en torno a una buena mesa. Así que comienzo ya a daros alguna que otra idea para que estas navidades triunféis con el postre. Hoy os traigo una propuesta sencilla y deliciosa, se trata de un tierno y esponjoso pudding de dátiles, con una salsa de toffee vegana que está para chuparse (literalmente) los dedos. Y para que toda la familia pueda disfrutar de él lo he hecho sin gluten ni lactosa. Precisamente durante estas fechas puedes encontrar dátiles frescos y muy carnosos a granel en la frutería de tu Alimerka. ¡Vamos a comenzar con esta receta festiva tan deliciosa!

DIFICULTAD: fácil

TIEMPO: 30 min + horneado

INGREDIENTES (para 6 personas):

 

  • 175 g de dátiles frescos
  • 2 cucharadas de licor de naranja
  • 80 ml de aceite de oliva
  • 100 de azúcar moreno
  • 100 de puré de manzana* (ver sugerencia más abajo)
  • 100 ml de leche de almendras
  • 175 g de mix sin gluten
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 vaina de vainilla
  • 1 cucharadita de especias variadas (canela, nuez moscada...)

Para la salsa toffee:

  • 75 g de azúcar
  • 100 ml de leche de almendras
  • 1 cucharadita de maizena
  • 1 chorrito de licor de naranja
  • 1 pizca de sal
     

1. Comenzamos poniendo los dátiles en un bol junto con el licor de naranja y 120 ml de agua hirviendo. Dejamos reposar durante 10 minutos y machacamos todo bien con un tenedor para formar una pasta. Añadimos la vainilla y removemos bien.

2. Precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos bien los moldes tipo ramequín o flaneras que vamos a utilizar o bien los forramos con papel vegetal humedecido.

3. En un bol mezclamos bien el aceite con el azúcar hasta formar una pasta y le añadimos la leche de almendras, el puré de manzana y la pasta de dátiles. Mezclamos bien.

4. Tamizamos ahora encima la harina, la levadura y las especias (yo te recomiendo media cucharadita de canela y media de nuez moscada) y removemos de forma suave y sin batir hasta que todo se combine, con unos pocos movimientos es suficiente.

5. Llenamos los moldes hasta 2/3 de su capacidad y horneamos al baño maría durante unos 25 minutos.

6. Dejamos enfriar por lo menos unos 15 minutos antes de desmoldarlos.

7. Para la salsa ponemos el azúcar con dos cucharadas de agua en una sartén y dejamos que se vaya derritiendo a fuego medio, sin remover, tan sólo menearemos un poco la sartén. Cuando se forme un caramelo burbujeante de un tono ámbar clarito (tras unos cinco minutos aproximadamente) bajamos el fuego al mínimo y añadimos la leche que habremos calentado previamente y con unas varillas batimos de forma vigorosa para que se integre todo bien. Hay que tener cuidado porque la mezcla puede saltar y está muy caliente. Añadimos la maizena disuelta en un poquito de leche de almendra y la añadimos a la mezcla, removiendo bien para que se integre bien. Dejamos que vuelva a coger buena temperatura y removemos hasta que espese a nuestro gusto. En ese momento retiramos del fuego y le añadimos un chorrito de licor de naranja y una pizca de sal.

8. Servimos los puddings templados o fríos con la salsa de caramelo caliente por encima.

Sugerencia de la Cocina de Alimerka:

Puedes encontrar puré de manzana envasado en tu supermercado Alimerka, es 100% natural y libre de azúcar, aunque también puedes prepararlo tu mismo cociendo en un poquito de agua un par de manzanas peladas y cortadas en trocitos y cuando estén tiernas las escurres y las trituras. Si prefieres que la salsa de caramelo no contenga alcohol, puedes omitirlo o bien añadir el licor junto con la leche al caramelo, así se cocinará durante un buen rato y se evaporará el alcohol. Tanto en el caramelo como en el pudding, puedes sustituirlo por zumo de naranja.