< volver

Pudding de kéfir y arándanos

Por Reyes, 29 de mayo de 2019

Añade esta receta a tu lista de favoritos
Alimerka

 

El kéfir es un lácteo que se elabora fermentando la leche como es el caso del yogur, pero a través de un proceso diferente. Su fermentación es lactoalcohólica en vez de láctica, dando como resultado una textura más líquida y un sabor más ácido que el del tradicional yogur. Pese a estas diferencias, sus propiedades nutricionales son excelentes y te animamos a que las compruebes con este cremoso pudding, que como extra cuenta con el poder antioxidante de los arándanos y la gran fuente de fibra que aportan las semillas de chía. ¡No la dejes pasar!

 

Dificultad: muy fácil

Tiempo: 5 minutos + reposo

Ingredientes para 4 raciones:

  • 125 g de arándanos (una tarrina)
  • 250 ml de kéfir
  • 125 ml de bebida de almendras sin azúcar (o la bebida vegetal que prefieras, incluso leche)
  • 3 cucharadas soperas de semillas de chía
  • 2 cucharadas de miel o sirope de ágave (opcional)
  • Frambuesas, coco rallado y chocolate 70% sin azúcar para servir

 

Elaboración. 

  1. Trituramos los arándanos con el kéfir.
  2. Añadimos la bebida vegetal, las semillas de chía y el endulzante (en caso de utilizarlo), y removemos hasta integrarlo todo bien. 
  3. Distribuimos la mezcla en cuatro recipientes, tapamos con papel film y llevamos a la nevera para que el pudding cuaje. Lo ideal es que esté un mínimo de cuatro horas, pero podemos dejarlo más tiempo, por ejemplo toda la noche.
  4. Servimos con las frambuesas, el coco rallado y una onza de chocolate negro picada.

 

Sugerencia de la Cocina de Alimerka

Podemos utilizar canela o vainilla para aromatizar el pudding. Se mantiene perfecto en la nevera hasta tres días.

Comentarios (0)

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)