< volver

Receta de Roscón de Reyes

Por Reyes, 3 de enero de 2014

Añade esta receta a tu lista de favoritos
receta de roscon de reyes

Este año, por fin, me he decidido a hacer Roscón de Reyes casero. Llevaba con las ganas ya desde hace mucho tiempo, pero por una cosa o por otra nunca me animaba. Tengo que confesaros además que me daba bastante respeto, me parecía una receta muy complicada. Y ahora os puedo decir que no lo es tanto. Es más que nada muy larga por todos los tiempos de levado. Pero lo que es la elaboración en sí, solo requiere de un poquito de paciencia y energía para amasar a buen ritmo.

INGREDIENTES:

  • 5 huevos
  • 5 cucharadas de azúcar
  • 500 g de harina
  • 300 g de mantequilla ablandada
  • 20 g de levadura fresca
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 vaso de leche
  • 1/2 vaso de agua de azahar (o de ron añejo o una mezcla de ambos)
  • La ralladura fina de 2 naranjas y un limón
  • Frutas confitadas variadas

ELABORACIÓN:

  • Vamos a mezclar el azúcar con la ralladura de las naranjas y el limón para aromatizarla. Reservamos.
  • Comenzamos preparando el prefermento. Para ello, vamos a mezclar unos 125 g de la harina con la levadura previamente disuelta en la leche tibia. Mezclamos bien con las manos hasta obtener una masa en forma de bola. Dejamos reposar un mínimo de 15 minutos.
  • Ponemos el resto de la harina en un bol y añadimos el azúcar aromatizada, la sal, la mantequilla, los huevos y el ron y amasamos bien con las manos. Incorporamos ahora el prefermento y amasamos enérgicamente sobre la meseta ligeramente enharinada unos 20 minutos. Formamos una bola y la dejamos reposar 5 horas en un bol tapado con un paño, en un lugar protegido, dentro del horno apagado, por ejemplo.
  • Le damos forma al roscón haciéndole un agujero en medio y abriéndolo poco a poco con las manos y lo colocamos sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal. Lo pintamos ligeramente con huevo batido y lo decoramos con las frutas confitadas y azúcar que podemos mojar con unas gotas de agua para darle un aspecto más acristalado. Dejamos reposar de nuevo hasta que doble su tamaño, aproximadamente durante una hora y media.
  • Horneamos a 190º durante unos 30 minutos.

Podéis esconder un haba seca o alguna sorpresa que resista el horneado dentro del roscón para seguir la tradición al pie de la letra. Como veis, es una receta larga, pero no tan complicada como parece, y el resultado es un Roscón de Reyes casero la mar de esponjoso y aromático, que bien merece la pena el esfuerzo realizado. Espero que os animéis a hacer vuestros roscones en casa, cuando lo acabéis de sacar del horno estoy segura de que se os dibujará una gran sonrisa en la cara:)
 

Comentarios (2)

Añade esta receta a tu lista de favoritos
 

Por María, 3 de enero de 2014

Que ricoooo, yo lo tengo todo listo para empezar mañana, que ganassssss
 

Por josefina, 4 de enero de 2015

Tiene buena pinta lo voy hacer un beso

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)