< volver

Roscón de Reyes sin horno

Por Reyes, 28 de diciembre de 2016

Añade esta receta a tu lista de favoritos
Roscón de Reyes sin horno

 

¡Hola a todos! Hoy vengo con un delicioso y original roscón de Reyes que se prepara en cuestión de minutos, sin amasados ni tiempos de fermentaciones, ¡y es que esta receta de roscón no necesita horno!. Es apta para veganos y tampoco contiene gluten ni lactosa, así que seguramente toda la familia pueda disfrutar de ella. Tampoco lleva azúcar, sólo en la fruta confitada de la decoración. La textura te sorprenderá, por ser completamente diferente, pero el sabor es muy parecido al llevar uno de los ingredientes claves del roscón, el agua de azahar. ¡Espero que os animéis a prepararlo, es diferente y seguro que va a encantar a todos!


Dificultad:
muy fácil

Tiempo: 10 minutos + reposo y horneado

Ingredientes (para un roscón grande):

  • 200 g de avellanas tostadas
  • 320 g de coco rallado
  • 20 dátiles deshuesados
  • 1 buena pizca de sal
  • 10-12 cucharadas soperas de agua de azahar (al gusto)
  • la ralladura fina de media naranja y medio limón
  • Frutas confitadas variadas para decorar
  • Un poco más de coco rallado para decorar
     

ELABORACIÓN

1. Comenzamos triturando las avellanas, el coco y los dátiles junto con la sal, el agua de azahar y la ralladura de limón hasta que obtengamos una masa firme que podamos moldear con facilidad.

2. Le damos la forma de roscón, para ello podemos hacer una bola con la masa y luego ir haciéndole el agujero en medio con las manos.

3. Decoramos con las frutas confitadas y con coco humedecido en un poquito de agua para hacer el efecto del azúcar escarchado.

4. Llevamos a la nevera y dejamos allí unas cuantas horas para que se quede bien firme.

Sugerencia de la Cocina de Alimerka

Con estas cantidades sale un roscón bastante grande que da para muchas raciones, pues por sus ingredientes es bastante denso y llena, por lo que con servir unas rodajitas finitas es suficiente. Podemos reducir los ingredientes a la mitad sin problema para tener un roscón más pequeñito. Aguanta perfectamente un par de semanas en la nevera sin ningún problema. ¡Y no os olvidéis de ponerle una sorpresita dentro!

¡Espero que os haya encantado y os animéis a prepararla!

¡Un abrazo y feliz Navidad!