< volver

Torrijas ligeras con fruta de temporada

Por Reyes, 4 de septiembre de 2015

Añade esta receta a tu lista de favoritos


¡Me encantan las torijjas! Y seguro que si seguís mis recetas lo sabréis muy bien porque ya he compartido con todos vosotros unas cuantas recetas de torrijas en La Cocina de Alimerka. Hoy he querido darle un giro a la receta tradicional para hacer unas torrijas muchísimo más ligeras y las he acompañado con fruta de la estación, en este caso con unas deliciosas ciruelas salteadas con un poquito de miel y canela. ¡El resultado es delicioso, os va a encantar! 


DIFICULTAD: fácil.

TIEMPO: 30 minutos + reposo y horneado.

INGREDIENTES para unas 10 torrijas:

  • 10 rebanadas de pan integral duro, lo ideal es que tenga un par de días por lo menos.

  • 500 ml de leche desnatada.

  • un poquito de stevia u otro edulcorante al gusto.

  • una rama de canela.

  • la corteza de un limón.

  • 1 huevo.

  • 10 ciruelas.

  • 2 cucharadas de miel.

  • 1 cucharadita de canela en polvo.


ELABORACIÓN:

  • Comenzaremos poniendo a infusionar la leche con la canela y el limón, para ello la colocamos en un cazo y le agregamos edulcorante a nuestro gusto, y la ponemos a fuego lento junto con la canela y la corteza del limón y la llevamos lentamente a ebullición. Cuando comience a hervir la retiramos del fuego y la dejamos enfriarse tapada para que infusionen bien todos los aromas.

  • Cuando la leche esté tibia o bien ya fría, precalentamos el horno a 180ºC. Ponemos una lámina de papel vegetal sobre la bandeja del horno y comenzamos a remojar el pan integral, primero en la leche, dejándolo unos 30 segundos por cada cara para que se empape bien, y luego en el huevo. Vamos colocando las rebanadas en la bandeja del horno y cuando estén todas listas horneamos unos 15 minutos, hasta que veamos que tienen un bonito color dorado.

  • Lavamos y cortamos las ciruelas en trocitos pequeños y los colocamos en una sartén junto con la miel y la canela en polvo y salteamos a fuego vivo unos minutos, para que se integren bien todos los sabores.

  • Servimos las torrijas templadas o frías junto con las ciruelas especiadas.

Como veis, esta versión de las torrijas es igual de sencilla de preparar que las torrijas tradicionales, incluso más aún ya que no tenemos necesidad de manchar con la fritura, ya que el horno es mucho más limpio y encima nos ahorramos toda la grasa del aceite, lo que va a agradecer tanto nuestro cuerpo como nuestro bolsillo ;)

La combinación con las ciruelas me parece deliciosa, pero por supuesto puedes utilizar la fruta que más te guste, con manzanas o peras queda exquisito también.
 

¡Espero que las hayáis disfrutado tanto como yo! ¡No os olvidéis de contarme qué os parecen si os animáis a probarlas!