< volver

5 Alimentos ricos en Yodo, para cuidar tu tiroides

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 27 de mayo de 2015

yodo


La glándula tiroides suele ser una parte de nuestro organismo a la que solo le prestamos atención cuando saltan las señales de alarma que nos avisan sobre su mal funcionamiento. Ubicada en nuestro cuello, es la encargada de mantener una adecuada frecuencia cardiaca, un correcto metabolismo y una piel sana, entre otros, por ello mimarla, es esencial para disfrutar de una salud óptima. Desde la cocina de Alimerka te contamos qué alimentos te ayudarán a cuidar de tu tiroides. ¡Vamos allá!


Usa sal yodada

Con el simple gesto de cambiar tú sal de mesa habitual, por sal de mesa yodada, estarás ayudando a tú tiroides a conseguir todo el yodo que necesita para mantener un funcionamiento adecuado. Ten en cuenta que tampoco debemos abusar de la sal, y no sobrepasar el uso de más de una cucharadita de café. ¡Úsala en su justa medida!

Incluye pescados y mariscos en abundancia

Este grupo es de los más ricos en yodo. Pescados como el salmonete (receta 'Salmonetes a la sal') , mújol o fletan son de los que mayor cantidad presentan, aunque todos los pescados presentan en mayor o menor cantidad yodo. Además, los mariscos como las almejas ('Almejas con guindillas'), chirlas o berberechos ('Guiso de alubias negras con berberechos') son de los que presentan niveles más altos de este mineral.

No te olvides de los cereales
Algunos alimentos como el pan de centeno o blanco, suponen un aporte interesante de yodo. Recuerda que su consumo habitual debe constituir la base de nuestra alimentación. Si además consumes avena ('Tortitas de salvado de avena') y arroz, estarás aumentado el consumo de yodo en tu dieta y te aportarán la energía que necesita tu organismo para afrontar el día.

Frutas y verduras, no solo yodo
En general, son buena fuente de vitaminas y minerales, entre ellos el yodo. Las frutas que mayor contenido en yodo presentan son la piña ('Lassi de piña y papayón'), las fresas ('Crema ligera de fresas') y los cítricos como el limón o las naranjas. No olvides tomar una de estas frutas diariamente ¡No solo te aportarán yodo, sino también vitaminas que te darán vitalidad en tu día a día!

De las verduras, las que mayor cantidad presentan son los canónigos, las judías verdes ('Judías verdes en vinagreta')o las coles de Bruselas. ¿Las incluyes en comidas y cenas?

Legumbres, también en verano
Las legumbres son un plato imprescindible en nuestra alimentación. Y no solo para las épocas de frio. Consúmelas en ensaladas ('Ensalda de legumbres a la vinagreta, con judías blancas y lentejas') o sopas frías, te ayudarán a conseguir la cantidad de yodo que necesitas diariamente. ¡Nutritivas y muy refrescantes!.

Y tú, ¿cuidas de tú tiroides?
 

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)