< volver

5 hábitos insanos para tus huesos

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 9 de agosto de 2019

Alimerka

 

¿Maltratas a tus huesos? Un consumo excesivo de café, sal, alcohol, fumar o la falta de ejercicio de manera regular son algunos hábitos que no le van nada bien a tus huesos. Así es que si quieres que te sigan manteniendo en pie y erguido durante muchos años, haz un repaso a tus rutinas.

 

 1.La sal puede robarle calcio a tus huesos

Si eres de los que se les va la mano con el salero, graba esta frase en tu mente: “una alta ingesta de sal en la dieta, incrementa las pérdidas de calcio en la orina”. Este hecho puede aumentar la posibilidad de padecer cálculos renales al aumentar la excreción de calcio. Reduce tu ingesta de sal (menos de 2 gramos/ día), y reducirás su efecto sobre los huesos.

2.Si te gusta el café, vigila la cantidad de calcio que tomas

Un buen café para despertar o después de comer es un gran placer para muchos. Sin embargo, una dosis excesiva puede afectar la salud de tus huesos. Esto solo sucede si la ingesta de calcio se encuentra por debajo de la recomendada (unos 800 mg diarios en adultos). Si consumes una cantidad suficiente de calcio, no tiene porque ser un problema para nuestros huesos.

3.Alcohol, cuanto menos mejor

La clásica caña de cerveza después de una dura jornada de trabajo es muy usual en la cultura mediterránea, algo que puede afectar a nuestros huesos. Y es que el alcohol inhibe la formación normal del hueso, y aumenta la posibilidad de fracturas y osteoporosis. Cuanto menos consumamos, mejor para nuestra salud ósea.

4.Fumar, aumenta el riesgo de osteoporosis

Los fumadores tienen más riesgo de osteoporosis que los no fumadores. Esto es así por los cambios que el tabaco produce en el metabolismo del hueso, dando lugar a que sean más delgados y frágiles. Un motivo más para dejar de fumar. 

5.El sendentarismo reblandece tus huesos

Si tienes un cuerpo, ¡es para usarlo! Deja de lado la vagancia y muévete, tus huesos están hechos para ello. De hecho, no moverse genera una mayor fragilidad y menor densidad ósea. Tus huesos se reblandecen, así es que cuánto más te muevas, mejor para tus huesos. Eso sí, elige bien el deporte: consulta con un experto que te ayude a elegir el que mejor te adecúe a tus particularidades. Aunque caminar, bailar o jugar al balón, está a la mano de cualquiera y son aptos para todas las edades y condiciones.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)