< volver

5 Hábitos no saludables en adolescentes

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 1 de abril de 2015

Hábitos no saludables en adolescentes

 

Llevar a cabo una alimentación equilibrada y completa, es fundamental como garantía para una buena salud en todas las etapas de la vida, pero es en la infancia y adolescencia cuando deberemos prestar especial atención a la alimentación, pues de ella dependerá, en buena medida, la salud futura. En esta etapa no somos aún conscientes de la importancia de la alimentación y hábitos saludables, por ello, desde la Cocina de Alimerka analizamos algunos hábitos no saludables en la adolescencia y cómo corregirlos.

 

La población adolescente.

La adolescencia es una etapa de tránsito, cambios y nuevas emociones y experiencias. Es la etapa de la experimentación y la alimentación no queda fuera de este experimentar. Esta etapa, clave en  el desarrollo del individuo, donde las necesidades energéticas y de nutrientes se encuentran aumentadas, es fundamental garantizar una alimentación adecuada. Es por ello, que debemos intentar corregir en edades tempranas determinados hábitos. Los analizamos a continuación y os proponemos cómo mejorarlos.

 

5 hábitos no saludables.

 

§  Patrones de alimentación. Determinados patrones sociales o modas juveniles, pueden hacer que los adolescentes sustituyan las comidas por “picoteos”  y comidas rápidas que son consumidas fuera del hogar.

 

§  Uso de dietas restrictivas. La excesiva preocupación del adolescente hace que realicen dietas de adelgazamiento sin control por parte de profesionales, lo que puede suponer un riesgo.

 

§  Pocas horas de sueño. Dormir las horas suficientes es necesario para un buen desarrollo, ya que durante el sueño se produce la liberación de la  hormona de crecimiento y llevar a cabo los procesos de reparación celular, importantes en este periodo.

 

§  Hábitos tóxicos. Es en esta etapa donde los jóvenes comienzan a consumir alcohol y tabaco, de manera que las necesidades para combatir su efecto en el organismo hace más importante el cuidado de una alimentación adecuada.

 

§  Ayunos para compensar excesos alimentarios. Es bastante habitual en los adolescentes suprimir determinadas comidas, entre ellas el desayuno con el objetivo de compensar excesos cometidos por el consumo de alcohol o calorías vacías.

 

 

Algunos hábitos saludables.

 

§  Llevar a cabo una alimentación variada, haciendo hincapié en el consumo adecuado de frutas y verduras e incluir todos los grupos de alimentos.

 

§  Beber una cantidad suficiente de agua y restringir el consumo de refrescos para momentos puntuales.

 

§  Comer regularmente y respetando los horarios de las comidas.

 

§  Hacer ejercicio físico, permite mantener un peso adecuado y aumentar la autoestima, aceptándonos como somos, sin obsesionarnos por nuestra imagen.

 

§  Dormir entre 8 y 9 horas diariamente y realizar un desayuno saludable y completo.

 

Corregir estos hábitos no saludables, ofrece toda una serie de beneficios, que permiten a los jóvenes disfrutar de esta etapa de una manera plena y sana. 


Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)