< volver

9 Consejos para que los niños coman saludable en verano

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 14 de agosto de 2015

9 Consejos para que los niños coman saludable en verano.

 

El camping, la piscina, las actividades al aire libre y los cambios de horarios, junto con el calor, pueden hacer que tus hijos coman menos y a deshora, alterando los patrones de alimentación y hábitos saludables adquiridos durante el resto del año. Para que el verano no suponga una traba a una alimentación sana, en la cocina de Alimerka te damos algunas pautas para hacer que los más pequeños coman de manera equilibrada, también en verano. 

 Dieta saludable, también en verano.

  • Haz que empiecen el día con un buen desayuno. No les dejes salir del paso con un vaso de leche o un par de galletas. Un desayuno completo debe contener un lácteo, un cereal y una fruta.  Y si no tienen hambre al levantarse, espera unos 10-15 minutos para ofrecerles el desayuno.
  • No dejes de lado la fruta. Dales al menos 3 piezas al día. Emplea zumos naturales, smoothies o granizados. ¡Nunca te fallarán! Estos aportan energía, fibra y multitud de vitaminas y minerales. Y si eliges la fruta de temporada aprovecharás su mejor sabor y todas sus propiedades nutricionales.
  • Incluye verdura en las comidas. Aunque no es la preferida de los niños, si la sabes combinar y la presentas de manera original, no se resistirán a probarla. ¡Haz ensaladas con frutas y verduras multicolores, úsala como envoltorio de otros alimentos o pínchalas en unas brochetas!
  • Respeta los horarios de las comidas: seguir una rutina horaria de comidas regula el hambre de los niños, de manera que los cambios horarios pueden producir desequilibrios en la cantidad y calidad de lo que comen.
  • Dales la merienda: si mantienes esta costumbre, harás que lleguen a la cena con menos hambre y sigan un reparto de energía y nutrientes equilibrado a lo largo del día.
  • Helados sí, pero con prudencia. Si se saben incluir en la dieta son un alimento excelente para reponer fuerzas y refrescarse, pero si se consumen en exceso y a deshora, pueden desplazar el consumo de otros alimentos más saludables e inducir al sobrepeso. ¡Otra opción, es que los hagas tu misma! 
  • Asegúrate de que toman suficientes líquidos. Los niños no suelen ser muy amigos de beber agua, de manera que tendrás que estar pendiente de que beban lo suficiente. Evita los refrescos y  bebidas azucaradas, que solo aportan calorías y azúcar. Otras bebidas como zumos naturales, granizados  o batidos ¡pueden ayudarte en esta misión!
  • Incluye el ejercicio físico en sus hábitos diarios. En esta época donde cuentan con más tiempo para el ocio, es importante que les inculques la importancia del ejercicio físico para una vida saludable. Los deportes como natación, tenis o futbol suelen ser algunos de sus preferidos. ¡Apúntalos a alguna actividad que les resulte divertida y anímalos a hacer deporte!
  • No descuides tu alimentación. Cuidar de la alimentación de tus niños es muy importante, pero también lo es que cuides tus hábitos, pues tus hijos lo tomarán como una referencia a seguir.  Si llevas una dieta saludable y practicas ejercicio, tus hijos lo verán como algo normal y te resultará más fácil inculcarles hábitos saludables.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)