< volver

Aditivos alimentarios ¿Son necesarios?

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 15 de mayo de 2015

Aditivos alimentarios ¿Son necesarios?

 

Los aditivos alimentarios siempre han estado presentes en los alimentos a lo largo del tiempo, utilizados para alargar su vida útil, permitir mezclar ingredientes no miscibles o como espesantes. Sobre ellos siempre han existido creencias negativas sobre la salud y son foco de preocupación por parte de los consumidores, pero ¿sabemos qué son?, ¿Sólo los encontramos en alimentos procesados? ¿Para qué se utilizan? Y lo que todos nos preguntamos, ¿son realmente necesarios y seguros? Desde la Cocina de Alimerka, intentamos dar respuesta a estas y otra cuestiones entorno a los aditivos alimentarios.

  • ¿Qué son?

Los aditivos son sustancias añadidas de manera intencional a los alimentos con un objetivo tecnológico, es decir, aumentar su tiempo de conservación o modificar aspecto , color o sabor, entre otros, pero nunca aportar o mejorar propiedades nutricionales y siempre en cantidades controladas.
Los más empleados son conservantes, colorantes, antioxidantes, emulgentes, estabilizadores, potenciadores de sabor y edulcorantes. Toda una variedad de sustancias ¿verdad?, pero ¿qué sería de nosotros sin ellos? La realidad es que sin ellos no sería posible el complejo abastecimiento de productos alimenticios de los que gozamos en la actualidad.

  • ¿Solo en alimentos procesados?

Los aditivos alimentarios también están presentes en nuestras cocinas. Añadimos sal y vinagre a los alimentos, empleamos bicarbonato y gelatinas para obtener deliciosos postres y agregamos colorantes para obtener platos más atractivos. Por esta razón, el uso de aditivos alimentarios no queda relegado única y exclusivamente a la industria alimentaria.

  • ¿Cuál es la finalidad de su uso?

Su utilidad radica en conseguir alimentos estables, atractivos, saludables y sobre todo seguros para su consumo.

  • ¿Son seguros?

La seguridad del consumo de los aditivos alimentarios suele ser foco de preocupación de los consumidores por la creencia de que su consumo tiene efectos perjudiciales para la salud. Pero debemos saber que los aditivos alimentarios empleados por la industria alimentaria, han seguido evaluaciones toxicológicas rigurosas, previamente antes de ser aprobados para su uso, verificando que son seguros en la cantidad empleada.

  • ¿Alimentos procesados o frescos?

No debemos demonizar a los aditivos alimentarios, pues sin ellos, no sería posible tener la variedad de alimentos a los que actualmente tenemos acceso. Si bien es cierto, que las recomendaciones en nutrición son las de emplear gran cantidad de productos frescos y poco elaborados, y la utilización de estos productos, dentro del contexto de una dieta equilibrada y variada, no supone ningún problema para nuestra salud.


 
 

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)