< volver

Ahora sí que podemos pensar en adelgazar

Por Laura Pire, 16 de enero de 2015

Ahora sí que podemos pensar en adelgazar

Ahora que ya han pasado un par de semanas después de las fiestas, este es el mejor momento para reducir los posibles kilos que se hayan instalado durante la navidad. Es ahora cuando os lo recomiendo y no al día siguiente a Reyes, porque es muy típico el lanzarse a lo loco a reducir las cantidades y los alimentos en plan dieta “pachanguera” sin mucho criterio, y suele ser este el motivo para dejarlo rápidamente porque nos quedamos sin energía o parece que el peso se bloquea.

En estos puntos encontrarás sentido común sin riesgo a equivocarte. Así podremos recuperar el peso de la forma más saludable.

1. Como mucho serán 2-3 kilos, por lo que no hay que obsesionarse ni empezar a hacer cortes radicales y muy poco saludables. No hacen ninguna falta y además no están adaptados a nuestras necesidades personales. La energía se va por la ventana y esto es justamente lo contrario de lo que buscamos con una dieta sana.

2. Durante un mes será necesario renunciar a los alimentos más calóricos, ricos en grasas y azúcares simples. Es una forma de hacer nuestro organismo menos caprichoso, reducir la costumbre al sabor dulce que se crea en una época de excesos, y por lo tanto a su “necesidad”. Esa expresión que se utiliza para contar sin darnos cuenta, que tenemos cierto hábito a lo dulce y desorden alimenticio, es justamente el llamar necesidad al capricho. “Necesito dulce….” necesitas regular tus hábitos de nuevo.

3. Para adelgazar es necesario reducir el aporte de alimentos contundentes porque buscamos también hacer el estómago más pequeño, pero cuidando el evitar hacer carencias de vitaminas y minerales esenciales. En cada comida no debe faltar vegetales crudos, cocinados y fruta con piel, que además nos garantizan una gran fuente de fibra para recuperar la función intestinal, aumentando además el efecto saciante.

4. Es el momento de no saltarse ninguna comida. Cuando el organismo pasa muchas horas sin comer, empieza a ahorrar porque no sabe cuánto tiempo pasará hasta que vuelva a recibir alimento. Esta es la razón por la cual lo ideal es realizar 5 tomas al día, recuperar el orden en los horarios y masticar despacio.

5. Vamos a llenar la nevera de alimentos diuréticos, poco calóricos y fáciles de digerir que nos ayuden a sentirnos más ligeros, como por ejemplo la piña, la alcachofa, las cremas de verduras con espinacas o el calabacín. Van a ser nuestros comodines todos estos días.

6. El intestino ha tenido que trabajar de más estos días y seguro que la flora intestinal se ha resentido. Los primeros días en los que empezamos a mejorar la alimentación incluyendo vegetales y alimentos integrales, veréis que habrá más gases y sensación de movimiento intestinal, que es absolutamente normal y necesario. Deja que tu organismo se regule el solo.

7. Reduciendo el consumo de sal facilitaremos la eliminación de líquidos. Podemos sustituirla durante unos días por especias y hierbas aromáticas para intensificar el sabor de los alimentos y estimular la digestión de los vegetales.

8. Ahora toca olvidarse de los guisos potentes, salsas y fritos. Vamos a cocinar de forma sencilla utilizando cocciones suaves como la plancha, el vapor, el microondas o el horno.

9. Beber mucha agua será lo perfecto para ayudar a eliminar las toxinas que se han formado como resultado de la infinidad de reacciones químicas encaminadas a asimilar la bomba de nutrientes navideña. También la necesitamos para rehidratar la piel, las mucosas y volver a lucir una cara fresca y luminosa.

10. Hacer ejercicio de forma regular no solo ayudará en la pérdida de peso sino que también contribuye a relajarse y disminuir la ansiedad que provoca los primeros días, la falta de algunos alimentos adictivos como los dulces, los cafés o el alcohol. No quiero decir que nos hayamos alcoholizado, que no es ninguna broma, pero seguro que podemos reconocer que durante la navidad, la ingesta de bebidas “recreativas” aumenta y mucho. Hay que bajar el nivel rápidamente.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)