< volver

Alimentación saludable, la mejor medida para no vivir siempre a dieta

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 4 de mayo de 2016


En pleno despegue de la operación bikini y coincidiendo con la celebración el 6 de mayo, del Día Internacional Sin dietas, que reivindica una vida saludable sin dietas extremas, la aceptación de nuestro cuerpo y la prevención de los desórdenes alimenticios, La Cocina de Alimerka, se suma a este día para que si quieres cuidarte, lo hagas eligiendo una alimentación saludable como medida para no vivir siempre a dieta. ¿Quieres saber cómo? ¡Quédate y te lo contamos a continuación!

La obsesión por perder peso

Cuidarse es necesario para una buena salud, pero requiere hacerlo bajo control y sin llegar a obsesionarse. Así una dieta inadecuada y mal balanceada, puede pasar factura a tu organismo y no es la mejor manera de conseguir un peso saludable.  Si necesitas perder peso hazlo con cabeza y ¡empieza por mejorar tu alimentación! ¿Quieres saber cómo? ¡Te damos algunos consejos!

Mejora tu dieta

Reduce las grasas. El aporte de grasa es necesario para tu organismo y su adecuado funcionamiento. Pero no todas son iguales.  Prefiere las grasas insaturadas de calidad como las procedentes del aceite de oliva, los pescados grasos y los frutos secos.

No elimines el pan. Dejar de lado el pan cuando queremos rebajar nuestro peso, suele ser bastante habitual, pero además de ser un suplicio para algunos, no es la mejor forma de crear hábitos alimentarios. O a caso ¿te ves capaz de pasar toda la vida sin comer pan? Además, el pan puede ayudarte a saciarte y mantener mejor el peso. ¡Conoce más sobre por qué comer pan en este enlace!

Di adiós al exceso de azúcar. Y es que el azúcar como tal, solo suma calorías y poco más. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), los adultos que consumen menos azúcares, presentan un menor peso corporal.  Así que si lo que buscas es reducir el peso, modera su consumo a unos 50 g de azúcares diarios.  ¡Equivalentes a unas seis cucharaditas de postre! Y opta por el consumo de frutas, cereales, verduras, pan, pasta, arroz y legumbres.

Prefiere los alimentos integrales. Elige arroz o la pasta en su formato integral y aprovecha su mayor contenido en fibra. Ésta te proporcionará saciedad por más tiempo y tendrás menos ganas de comer. También puedes optar por pequeños bocadillos de fibra con pan integral, como este bocata súper fibra. ¿Te animas a probarlo?

Aligera tus platos. Utiliza el método del plato y destina la mitad del plato a verduras y hortalizas, un tercio a las proteínas (carnes, pescados o huevos y sus derivados) y el otro tercio a los cereales, mejor si son en su forma integral, o los tubérculos.  Para que te hagas una idea de cómo hacerlo ¡Te lo mostramos en esta receta!

Y tú ¿vives siempre a dieta?

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)