< volver

Alimentación saludable para combatir el Síndrome Metabólico

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 22 de febrero de 2016

 

Colesterol elevado, sobrepeso o alteraciones en los niveles de glucosa, son algunos de los signos que caracterizan este Síndrome. Y parece que los hábitos inadecuados de alimentación son, en buena parte, los responsables de esta dolencia. ¿Quieres saber cómo puedes combatirla? Con dos sencillos pasos: comer de manera saludable y realizar ejercicio físico de manera frecuente. ¿Te interesa? Acompáñanos en la Cocina de Alimerka y te damos algunos consejos para combatir el Síndrome Metabólico.

¡Controla tu peso! El sobrepeso es uno de los principales factores que pueden conducir a otras alteraciones metabólicas. Para evitarlo, mantente en un peso saludable y si necesitas perder peso, visita a un especialista en nutrición ¡Con un poco de ayuda, podrás conseguirlo!

Mantén a raya tu colesterol. ¿Cómo conseguirlo? Reduce el consumo de grasas saturadas y prefiere grasas más saludables como las de los frutos secos, aceite de oliva, aguacate o pescado azul. Estos además, te ayudarán a presentar niveles adecuados de colesterol bueno (HDL).

Cuidado con la tensión arterial. Vigila el consumo de sal y opta por alimentos que tengan bajo contenido en sodio y no agregues más sal de la cuenta a tus comidas. Te contamos más sobre cómo reducir el consumo de sal en este enlace .

Azúcar, en su nivel adecuado. La resistencia insulínica o alteraciones en la glucosa en ayunas, pueden ser un signo de que algo no va bien. Para combatir su aparición, lleva un consumo adecuado de fibra, carbohidratos de buena calidad y reduce el consumo de azúcar y sal.

Alimentos que te ayudan a combatirlo.

Frutas y verduras. Una ingesta suficiente y variada de vegetales de todos los colores, será tu mejor apuesta para cuidarte. ¡Recuerda! Consume 3 raciones de frutas y 2 de verduras y garantiza un aporte adecuado de fibra, vitaminas y minerales a tu organismo.

Legumbres y cereales integrales. Consumir platos de cuchara con legumbres estofadas a base de verduras o empleando carnes magras y evitando los embutidos grasos, será una opción ideal para consumir fibra y otras sustancias con capacidad de reducir el colesterol y controlar la glucosa sanguínea. ¡Incluye también alimentos integrales como arroz, pasta o avena!

Frutos secos. Son uno de los alimentos con mayor reconocimiento para la salud cardiovascular. Y es que sus grasas saludables y su contenido en fibra, ayudan a mantener nuestro organismo en buen estado y previenen fenómenos trombóticos.

Grasas saludables. Aceites de semillas como oliva o girasol para cocinar, consumir carnes magras sin piel ni grasa y emplear pescados azules cocinados de manera sencilla, será una forma fácil de conseguirlo.

 

¡Y no te olvides de realizar ejercicio físico de manera habitual! Junto con una alimentación saludable, es el mejor modo de combatir el Síndrome Metabólico.
 

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)