< volver

Alimentos crudos durante el embarazo

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 5 de agosto de 2019

 

Ciertos alimentos como los huevos y algunos pescados, carnes, quesos o lácteos pueden generar cierta incertidumbre entre las embarazadas, bien sea por falta de información, o simplemente por inseguridad. Los organismos oficiales recomiendan evitar algunos durante esta fase, así que hoy en La Cocina de Alimerka te contamos cuales son, y te damos trucos para que no te quedes con ganas de nada durante el embarazo.

Alimentos que se recomienda evitar:

-Leche cruda, quesos frescos (o de pasta blanda). En los últimos años, la leche cruda se ha puesto de moda y puede suponer un riesgo para embarazada. Su consumo está desaconsejado, así como los alimentos elaborados con ella.

Nuestra recomendación: opta por yogures y quesos elaborados con leche pasteurizada, y por leche UHT o esterilizada.

 -Jamón serrano, chorizo y otros embutidos crudos curados.Es aconsejable evitarlos durante el embarazo por su riesgo de transmitir toxoplasmosis, un parásito que puede ocasionar graves daños en los bebés. Aunque la recomendación actual es la de evitar su consumo, esto podrían cambiar ya que nuevos estudios parecen indicar que en el caso del jamón serrano, si se cumple el periodo de maduración que marca la normativa (que es el método tradicional de salado empleado para estos productos), se eliminaría el parásito.

Nuestra recomendación: como es probable que no contemos con la información del período de maduración, puedes congelarloa menos de -20 Cº durante más de dos días y luego descongelarlo de forma lenta.

-Pescado, ¿ahumado, crudo o en vinagre? Está  totalmente desaconsejado en mujeres en cinta, sin embargo, el pescado bien cocinado o congelado a -18Cº durante cinco días, hará desaparecer el riesgo.

-Huevo crudo o poco cocinado. Esta norma es extensible a toda la población si lo que se pretende es evitar riesgos, sin embargo durante el embarazo es importante extremar las precauciones y evitar los huevos crudos o las elaboraciones que lo contengan sin cocinar. En el caso de las tortillas, deben estar bien cuajadas y conservadas en refrigeración hasta su consumo.

-Patés, sándwiches y otros alimentos refrigerados. Estos pueden contener alguno de los alimentos anteriormente mencionado y por tanto, dejarían de ser aptos.

Si has estado embarazada, seguro que estos alimentos te suenan, ¿te resististe a comerlos? ¿Tenías algún truco para poder darte un gusto?

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)