< volver

Alimentos Funcionales ¿Son necesarios?

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 22 de abril de 2015

alimentos funcionales


Leche con fibra, huevos con omega-3, lácteos con esteroles vegetales, margarinas que ayudan a reducir el colesterol o zumos enriquecidos con vitaminas. Si revisamos nuestra cocina seguro que encontramos alguno de estos alimentos, ¿no es así? Son los denominados alimentos funcionales. Pero ¿Qué son estos alimentos?, ¿Son realmente necesarios?, ¿Podemos gozar de buena salud sin consumirlos? Desde la cocina de Alimerka dedicamos este post para aclararte todas estas cuestiones y cuándo puede resultar adecuado su consumo.


¿Qué son?

Los alimentos funcionales son alimentos que aportan uno o varios beneficios a nuestro organismo más allá de la mera función de aportar nutrientes, capaces de mejorar la salud o prevenir ciertas enfermedades. ¡Hasta aquí parece que todo son ventajas. Veamos cuál es la finalidad de su consumo.

¿Para qué sirven?

Estos alimentos son modificados introduciendo o eliminando nutrientes específicos, como la leche enriquecida con omega-3 o sin lactosa, respectivamente, con la finalidad de llevar a cabo su actividad beneficiosa sobre diferentes sistemas del organismo, fundamentalmente sobre el sistema cardiovascular(omega-3 o ácido Fólico), gastrointestinal ( fibra soluble o bifidobacterias) o el inmunológico (vitamina B6).

¿Son todos iguales?

Existen diferentes tipos de alimentos funcionales, con diferentes funciones en nuestro organismo:

• Probióticos: son alimentos que suministran microorganismos vivos y promueven beneficios para nuestro organismo. Suelen presentarse en forma de lácteos.

• Prebióticos: son alimentos en los que sus nutrientes sirven de sustrato para la reproducción y actividad de las bacterias de la flora intestinal.

• Simbióticos: combinan ingredientes prebióticos y prebióticos, de manera que entre ambos potencian su acción.

• Nutrientes: Algunas vitaminas como la (A, C y E), algunos ácidos grasos insaturados, como los omega-3, o determinados tipos de fibra soluble como los fructoligosacáridos.

• No nutrientes: son sustancias que sin cumplir una función nutritiva en el organismo, llevan a cabo una acción beneficiosa. Este es el caso de los polifenoles como el resveratrol o las isoflavonas de la soja.

¿Son realmente necesarias?

En condicionales normales, si seguimos una dieta equilibrada y variada no es necesario consumir este tipo de alimentos. Si bien es cierto que en determinados momentos, pueden resultarnos de ayuda ante desequilibrios nutricionales o mayores demandas de nutrientes, siempre como complemento de la dieta y nunca como sustituto de ningún alimento.
 

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)